Errores a la hora de hacer sentadillas

Sentadillas Las sentadillas son uno de esos ejercicios clave a la hora de fortalecer las piernas y perder grasa. Con el tiempo se han ido incorporando distintos movimientos para hacer que esta actividad sea mucho más completa.

También se conocen como squats y en gran cantidad de entrenamientos de CrossFit o calistenia se realizan para ejercitar el cuerpo de una manera más completa.Con este ejercicio no sólo se ejercitan las piernas, también comprende otras partes del cuerpo y sus músculos, como los glúteos, cuádriceps o abdominales. 

Es muy común cometer errores a la hora de hacer las sentadillas, y si esto ocurre no sólo podríamos lesionarnos también resta efectividad al ejercicio. Por lo que es importante saber cómo debes realizarlas para que no te entorpezcan en tu objetivo. 

Como decíamos, actualmente se han ido desarrollando diferentes ejercicios en torno a este movimiento, encontramos las sentadillas con salto, con desplazamiento lateral, con gomas, etc. Las sentadillas mejoran la postura, queman calorías, mejoran la circulación y promueven el crecimiento de los músculos. 

Para disfrutar de los beneficios y efectos de las sentadillas, es necesario realizarlas correctamente. A continuación te contamos cuáles son los errores más comunes que podemos realizar sin darnos cuentas. 

Errores comunes a la hora de hacer sentadillas

Estos son los errores más comunes que solemos cometer cuando realizamos las sentadillas, debe ser corregido lo antes posible para no afectar la memoria muscular.

No alinear las rodillas

Las sentadillas son un ejercicio sencillo, y si lo analizamos no tiene una gran metodología. Sin embargo, al momento de flexionar las rodillas y ejecutar la sentadilla debes hacerlo tan similar como si fueras a sentarte en una silla algo baja.

Si al realizar el movimiento, tus rodillas sobrepasan completamente tus pies, entonces no lo estás haciendo bien, esto puede dañar los ligamentos de las rodillas. Para no fallar, asegúrate que tus rodillas estén alineadas con los dedos de tus pies y también que las pantorrillas estén en un ángulo de 90 grados. 

Encorvar la espalda

Si te centras de lleno en las piernas es probable que descuidar otras partes del cuerpo como es la espalda. Encorvar la espalda al regresar de la sentadilla es bastante común, porque se está concentrando toda la fuerza en las zonas incorrectas.

No debes mirar hacia abajo, sino al frente, y puedes ayudarte sosteniendo una pelota contra el pecho y mantener la espalda extra.

Pies muy juntos o muy separados

Los detalles importan, si los pies están muy juntos no permite que las caderas y el torso mantengan la estabilidad deseada a la hora de hacer la sentadilla. Y lo mismo ocurre si los pies están muy separados, porque existirá un desequilibrio de balance. Lo ideal es mantener los pies a la misma altura o ancho de las caderas.

Levantar los talones

Cuando hacemos la sentadilla las plantas de los pies deben estar complemente en el suelo, si los talones se despegan del suelo, aunque sea un poco, perjudicaríamos al ejercicio. Esto además, afectaría a las rodillas y a la espalda baja, podría causar dolores en la zona y además,  perderíamos la estabilidad y el equilibrio.

Por lo que si hacemos las sentadillas con las puntas de los pies podemos estresar los tobillos y aumentar el riesgo de sufrir una lesión de rodilla. Para solucionarlo, empuja sobre los talones para mantenerlos siempre en el suelo.

Debes hacer siempre la sentadilla completa

Es importante hacer la sentadilla completa para que la efectividad sea máxima. Si no flexionas y no bajas lo suficiente entonces el ejercicio no tiene efecto alguno.

Mientras más se baja, es mayor la exigencia para los muslos y glúteos, y de esta forma se obtiene mejores resultados. Tanto las sentadillas normales como las más intensas, lograrán que tu cuerpo se esculpa.

Rodillas sin estabilidad

Debes prestar atención a esta parte del cuerpo, cuando se te empiezan a cerrar las rodillas o a alejar una de la otra, se crea una tensión extra en las articulaciones de tobillo, cadera y rodillas.

Debes mantener los dedos de los pies apuntando hacia adelante y las rodillas directamente sobre los tobillos. Haz sentadillas correctas y eso se corregirá con el tiempo.

No esforzarte

El no esforzarse también repercutirá en los resultados y es algo bastante obvio y significativo. Si no te esfuerzas en el deporte, y no mantienes un ritmo constante no tendrás resultados positivos. Intenta tomarte el tiempo que necesites para hacer este ejercicio, si lo haces de manera rápida además de descuidar la técnica no trabajar los músculos al límite.

Ignorar el núcleo del cuerpo

Como decíamos, son las piernas las protagonistas de las sentadillas, sin embargo, el torso tiene que tener cierta relevancia. Porque si no se tiene conciencia de la parte superior de tu cuerpo no está en forma puede ser un problema. Si tienes la espalda endeble, podrías lesionarte.

Para que no te lesiones, debes respirar profundamente y mantén la mirada hacia adelante a la hora de hacer la sentadilla. Si notas que se te dobla la espalda, usa los músculos centrales para mantenerla recta y protegerla de las lesiones.

Ponte un desafío mayor

Una vez que hayas dominado la técnica de las sentadillas, puede que la rutina se vuelva aburrida, siempre que dominas un ejercicio si no lo cambias un poco podemos desmotivarnos y esto haría que dejásemos de hacerlo.

Para ello, te proponemos que hagas sentadillas con una sola pierna, dando un pequeño salto, hacer movimientos laterales, etc. Esto logrará que tu cuerpo pueda desarrollar mejor su potencial y lograr mejorares resultados.

Último consejo

Recuerda hacer un buen calentamiento antes de realizar las sentadillas y estirar luego de hacerlas. Debes ser constante para empezar a ver resultados y cambios en tus piernas, glúteos y abdomen. Puedes además, combinar estos ejercicios con entrenamientos cardiovascular y así obtendrás un cuerpo esbelto y bien trabajado.

Cuando empiezas a hacer sentadillas llega a ser muy agotador, pero los resultados lo compensan. Porque a medida que realizas cada día un poco este entrenamiento, podrás mejorar tu resistencia y tu cuerpo estará más preparado para el deporte.

Estos son los errores más comunes que podemos observar cuando una persona está iniciándose en el mundo de las sentadillas y el fitness.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.