Enseña a tus hijos a decir cómo se sienten

nene enfadado

Aprender a expresar cómo nos sentimos es fundamental para tener una buena salud mental y también para tener buenas relaciones interpersonales. Si eres padre o madre tienes el deber de enseñar a tus hijos a entender sus propias emociones para así poder entender la de los demás. Solo de esta manera se podrá potenciar la empatía y también la asertividad, ambos factores fundamentales para poder enseñar a los niños a decir cómo se sienten.

A continuación vamos a darte algunos consejos para que tus hijos aprendan a decir cómo se sienten, respetando sus sentimientos, pero también los de los demás.

Proporciona a tu hijo opciones

Los niños pueden tomar malas decisiones cuando sienten que están atrapados en una situación sin opciones, como cualquiera de nosotros sentiría en esa situación. A veces solo necesitan una oportunidad para usar su voz y saber que pueden opinar. Esta no es una sugerencia para recompensar el comportamiento negativo, sino más bien una forma de dar opciones como solución.

Puedes decir algo como: “Clara, puedo ver que estás enfadada ahora mismo. ¿Prefieres pasar un rato tranquilo conmigo en la cocina o prefieres que trabajemos juntas para limpiar los juguetes?» El solo hecho de poder elegir una acción puede consolar a los niños en muchas situaciones.

nena que expresa emociones

Da un tiempo de espera antes de responder

A veces, la forma en que actúan nuestros hijos desencadena sentimientos y respuestas dentro de nosotros mismos que no tienen absolutamente nada que ver con nuestros hijos. Somos padres, lo que significa que tenemos desencadenantes de por vida y un horario que causa fatiga.

Si nos tomamos un minuto para revisarnos, respiramos profundamente, o incluso un viaje rápido al baño si necesitamos algo de espacio antes de que podamos reaccionar con calma, podemos evitar elegir una respuesta que probablemente lamentaremos más tarde.

Enseña a los niños a mostrar, no solo a decir, que lo sienten

Una vez que hayas utilizado una de las estrategias anteriores para crear un espacio más tranquilo, es importante que los niños aprendan que pueden marcar la diferencia y en realidad reparar situaciones de alguna manera.

Ya sea para limpiar bloques ensuciados, preguntarle a un amigo si puede abrazarlo o dibujar una imagen para que alguien le devuelva la sonrisa, podemos ayudar a los niños a comprender que tienen el poder de tomar una situación negativa y convertirla en algo positivo.

Dale tiempo a tu hijo con una buena expectativa

Al igual que podemos necesitar un minuto o dos para adaptarnos a una situación o cumplir con una petición, podemos esperar lo mismo en los niños. Si un pequeño se niega a hacer algo, puede ofrecer un poco de tiempo junto con la petición. Podrías intentar decir algo como: «Lucas, avísame cuando estés listo para compartir tu juguete». Esto le dará la oportunidad de sentir que lo ha hecho debido a su propia elección y no a la tuya.

Independientemente de las estrategias que utilices, a menudo puede comprobarse rápidamente preguntándote cómo te sentirías en esta situación. Tomar un momento para sentir empatía en lugar de enfado o frustración te podrá ayudar a dar una buena respuesta en situaciones complicadas o tensas.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.