Ensalada tropical con pollo, manzana y piña

Versiones de esta receta hay muchas, no todo el mundo la hace igual. En esta ocasión he preparado una ensalada tropical con pollo, manzana y piña. Es muy sencilla de preparar, es fresquita y sirve para acompañar muchos platos.

Se acerca la Navidad y todos andamos con la cabeza loca pensando en recetas para preparar. Las ensaladas tropicales son un clásico en muchas mesas navideñas, y no sólo son estupendas para fiestas, si no que en verano sientan fantásticamente bien en los días más calurosos.

Ingredientes:

(Para 4 personas).

  • 1 pechuga de pollo.
  • 1 manzana.
  • 4 rodajas de piña enlatada en su jugo.
  • 1/2 lechuga iceberg.
  • 1 puñado de nueces.
  • 1 puñado de pasas.

Para la salsa rosa:

  • 1 huevo.
  • 200 ml. de aceite de girasol.
  • 4 cucharadas de kétchup.
  • 1 cucharada de mostaza.
  • 1 chorrito de whisky.
  • 2 cucharadas de zumo de naranja.
  • 1 pizca de sal.

Preparación de la ensalada tropical:

Cortamos en pollo en trozos pequeños. Calentamos de aceite en una sartén a fuego medio y cocinamos el pollo cortado. No nos llevará mucho tiempo, con unas vueltas será suficiente, cuando veamos que se empieza a dorar lo sacamos. Reservamos y dejamos que se enfríe un poco.

Cortamos la lechuga en julina o en tiras finas y la ponemos en un recipiente grande donde iremos incorporando el resto de los ingredientes.

Pelamos la manzana, la descorazonamos y la cortamos en cubos. La agregamos a la fuente junto a la lechuga y mezclamos.

Colocamos las rodajas de piña sobre papel absorbente de cocina, así las escurriremos de líquido y evitaremos que la ensalada se quede acuosa. Luego las cortamos en trozos pequeños y lo añadimos a la ensalada.

Por último, incorporamos a la ensalada un puñado de nueces y otro de pasas. La cantidad de los frutos secos es a vuestro gusto.

Tan sólo nos queda preparar la salsa rosa, que haremos de manera casera: Cascamos el huevo en el vaso de la batidora y vertemos el aceite. Introducimos la batidora en el interior del vaso y batimos son moverla a potencia máxima. Cuando comience a emulsionar, hacemos suaves movimientos arriba y abajo hasta que no nos quede ni rastro de aceite. Sacamos la batidora, añadimos el resto de los ingredientes de la salsa y mezclamos con una cuchara. Probamos y rectificamos si fuera necesario.

Para finalizar, agregamos la salsa rosa la ensalada y mezclamos todo. Para servirla bien fresca y para que los sabores se liguen adecuadamente, la conservaremos tapada en la nevera hasta que llegue el momento de consumirla.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *