Ensalada de arroz con queso fresco y miel de caña

Ensalada de arroz con queso fresco y miel de cañaSi te apetece comer una ensalada como plato único, las ensaladas de arroz son un plato magnífico para comerlo en frío, muy nutritivo, ligero y refrescante. Una de la ventajas a destacar, es que se trata de una receta muy poco calórica, a no ser que le pongamos mayonesa u otros elementos que sumen calorías.

El arroz es un cereal de sabor neutro, por lo cuál se convierte en un ingrediente muy versátil que admite bastantes combinaciones. Ahora bien, una buena cocción de este y una combinación adecuada de ingredientes, resulta fundamental para conseguir una receta deliciosa. Seguro que esta, con queso fresco y miel de caña, te encantará.

Ingredientes:

(Para 2 personas).

  • 1 vaso de arroz largo.
  • 1/2 cebolla morada.
  • 1/2 pimiento verde.
  • 2 cucharadas de maíz dulce.
  • 10 tomates cherry.
  • 10 aceitunas negras sin hueso.
  • 1 puñado de canónigos.
  • 100 gr. de queso fresco.
  • Miel de caña.
  • Aceite de oliva.
  • Vinagre balsámico.
  • Sal.

Preparación de la ensalada de arroz:

En una cacerola ponemos agua abundante con un poco de sal. Acto seguido, lo ponemos a calentar a fuego alto hasta que rompa a hervir el agua. Añadimos el arroz y dejamos cocer unos 10 minutos. Transcurrido el tiempo, probamos el arroz y si aún no está cocido, lo dejaremos hervir unos minutos más.

Cuando el arroz esté listo, lo colocamos en un escurridor y lo enjuagamos bajo el grifo con bastante agua. Lo escurrimos nuevamente, le ponemos un poco de aceite y removemos. De este modo evitaremos que se nos quede pegado.

Mientras el arroz se termina de enfriar en el escurridor, prepararnos el resto de ingredientes para nuestra ensalada:

Troceamos el pimiento verde en dados pequeños y lo agregamos a una fuente amplia, donde mezclaremos todo lo demás. Cortamos la cebolla finamente en juliana y la añadimos también a la fuente.

Las aceitunas y los tomates cherry podemos añadirlos enteros, tal cual, pero si son muy grandes, es mejor cortados por la mitad o en varios trozos. Lo agredamos a la fuente, junto con el maíz y un puñado de canónigos.

Por último, incorporamos el arroz a la fuente y lo mezclamos todo muy bien. Es el momento de aliñar nuestra ensalada con aceite de oliva, vinagre de balsámico y sal al gusto.

A la hora de servir, ponemos la mezcla en un plato o fuente. Cortamos el queso fresco en lonchas, lo colocamos sobre la ensalada y regamos con miel de caña por encima del queso.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *