Cómo engañarte para comer menos y adelgazar más

Dieta para la anorexia

El principal problema cuando una persona quiere perder peso es que necesitas comer menos calorías de lo que quemas en un día normal, y esto, puede hacer que te estreses más de la cuenta. Puede ser algo difícil para ti que tengas que gastar demasiado tiempo de tu vida sopesando cada elemento de comida o que tengas que valorar cuáles son los alimentos que mejor te convienen para perder peso.

Una forma fácil de frenar la ingesta de calorías es teniendo algunas estrategias para ayudarte a comer menos sin tener que utilizar una báscula de cocina para pesar todos los alimentos que ingieres, ni tampoco que tengas que obsesionarte con las calorías de cada alimento y tener que ir sumando lo que vas comiendo. No te pierdas los siguientes trucso para engañar a tu cuerpo, comer bien y saludablemente y además, perder más peso.

Comer un buen desayuno cada mañana

Es muy importante que tengas presente que tu desayuno es la parte más importante del día, por eso tu desayuno deberá tener un buen tamaño.  Si desayunas bien tendrás un buen efecto en tu cuerpo y además, el resto de porciones de tus siguientes comidas serán menores y por tanto, comerás menos casi sin darte cuenta.

Es importante que te asegures de que la comida que haces durante el desayuno contenga una buena dosis de proteínas (huevos, batidos de proteína, leche…), y algunos carbohidratos complejos (avena). Un poco de grasa tampoco estará fuera de lugar para que estés lleno, como un poco de pan con mantequilla.

Dieta sana

Mastica chicle sin azúcar

La goma de mascar o chicle sin azúcar está demostrado que reduce la ansiedad y que además, hará que comas menos veces durante el día. Identifica los momentos del día en que es probable que comas de forma innecesaria o que compres alimentos para consumir rápidamente… Y en estos momentos, toma un chicle en su lugar.

Come en platos más pequeños

Comer en platos más pequeños también es una  buena forma de que engañes a tu cuerpo para comer menos y así adelgazar más rápido. Cuando llenas un plato pequeño comerás menos cantidad y tu cerebro pensará que has comido más y por tanto te saciarás antes.

Haciendo esto reducirás las calorías que ingieres diariamente en un 50% y aún así te sentirás lleno/a como si hubieras comido todo un plato grande.

Bebe mucha agua

Es muy importante que bebas mucha agua para que sacies tu estómago, y además, para estar bien hidratado/a. El agua es vida y no puede faltarte. Beber un vaso de agua 20 minutos antes de cada comida es una forma estupenda de comer menos puesto que el agua te llenará el estómago. Pero el vaso de agua debe ser bastante grande.

Sin darte cuenta solo bebiendo agua estarás recibiendo una hidratación extra y te sentirás mejor porque el agua habrá llenado gran parte del estómago. Tu cerebro te dirá que te sientes saciado/a y que no es necesario de que comas tanto.

¡Merece la pena probar estos trucos!

 

 

Cuida tu cuerpo
¿Quieres estar en forma y disfrutar de una vida saludable? No te pierdas estos consejos para conseguirlo:
¡Adiós a la celulitis!Gimnasia facial sin cirugía

Deja un comentario