Enfermedades comunes en la piel

rosácea

La piel es un órgano muy importante en nuestro cuerpo. Y a veces como tal enferma, hoy os traigo algunas de las enfermedades que más le afectan, según la Academia Española de Dermatología y Venereología.

Para empezar, ahora que viene el buen tiempo, las manchas solares son un problema bastante generalizado. Al exponernos de forma continua a las radiaciones ultravioletas nos provoca daños en nuestra piel, y la forma habitual de expresión de estos daños son las manchas oscuras o lentigos que aparecen con más frecuencia conforme nos hacemos más mayores. Este problema, además de manifestarse con las manchas, hace que nuestra piel envejezca de forma rápida y que las arrugas aparezca antes.

Para tratar las manchas solares, lo mejor es evitar la exposición al sol durante las horas de más fuerza y sobre todo utilizar protector solar SPF alto diario. Una vez ya tenemos las manchas pocas cosas podemos hacer para revertir el problema, solo aliarnos con el láser, IPL o los peelings.

Seguimos con otro problema muy común en la piel, la rosácea, una enfermedad crónica de la piel que por norma general afecta al rostro, el cual se enrojece de forma persistente y aparecen los vasos sanguíneos dilatados o incluso unos granos que se parecen bastante a los que nos genera el acné. Es un problema muy frecuente, que puede aparecer a cualquier edad, aunque el rango más afectado son las pieles claras de entre 30 y 50 años que han sufrido acné durante su época de juventud.

Las causas de la rosácea no se conocen con exactitud, pero el estrés, el alcohol o las temperaturas extremas, pueden ser factores que agravan el problema. Para poder tratarla, en relación a la gravedad, lo ideal es utilizar antibióticos en crema o en pastilla, así como cremas que se encarguen de reducir los vasos sanguíneos.

Y por último un problema bastante común, la dermatitis de contacto, su manifestación se realiza a través de la piel enrojecida y de su inflamación tras el contacto con una sustancia concreta, cabe destacar que entre un 1 y 2 por ciento de la sociedad lo sufren. Algunas de las causas son la utilización de pendientes desde niñas, las fragancias o algunos cosméticos y tintes de cabello puede producir la dermatitis por contacto.

Para poder tratar este problema, hay que evitar el contacto con la fuente del mismo, así que es básico conocer el origen del mismo, para poder dejar de sufrirlo.

Hasta aquí algunas de las enfermedades más comunes en nuestra piel.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *