En qué dedo se pone el anillo de boda

No es al azar que el anillo de boda se ponga en un dedo concreto. Como bien sabemos, el anillo es el símbolo de la unión entre dos personas, personalizando así su propio compromiso. Ya cuando una pareja establece dicho compromiso de vida, se hacen un regalo que también suele ser un anillo.

Cuando se da el paso siguiente que es la boda, dicho anillo cambia por las conocidas alianzas. Marcando también ese cambio en la relación. El anillo de boda suele ser de oro, aunque también algunas parejas optan por el platino o bien, la plata, aunque en menor medida. ¡Descubre todo lo que necesitas saber sobre él!.

Historia del anillo de boda

Para conocer un poco su simbolismo, no está de más que echemos la vista atrás. Ya en época romana, existían unos anillos para poder sellar las cartas o tratos en general. Cada uno llevaba el suyo y lo usaban para celebrar algunos contratos importantes. De aquí partió la idea de sellar con él algo tan importante como es una boda. Además, se dice, que el anillo se le daba a la mujer como símbolo para sellar todo lo que tenían en la casa y evitar que se las robaran.

En época cristiana, ya aparecían ciertos símbolos grabados en él. Unos símbolos que significaban tanto el amor como la concordia. Así que, partiendo de ello, cuando se le entregaba a la pareja, también podemos decir que se trataba de un símbolo de unión y como no, de amor.

¿En qué dedo se pone el anillo de boda?

Una de las leyendas más conocidas viene desde China. Desde allí nos hacen saber que cada dedo de nuestra a mano representa a unos miembros concretos de nuestra familia. De ahí que los dedos pulgares son la familia como son nuestros padres, los índices nuestros hermanos mientras que los dedos corazón nos representan a nosotros mismos. Llegamos al dedo anular y se dice de él que es quien representa a la pareja, para terminar con el meñique y los hijos.

Hay una práctica perfecta para entender todo este proceso. Colocamos las dos manos, apoyando la palma de una contra la otra. Doblamos hacia dentro los dedos corazón. Ahora vemos cómo las yemas de los demás dedos siguen pegadas. Intenta separar los pulgares, los índices y los meñiques. ¿A qué lo has logrado?. Pero si intentas separar los dedos anulares, no es tan sencillo. Puede ser que lo consigas, pero por regla general tienden a estar juntos.

Así que, esto nos indica que nuestros padres o familia, tendrás sus vidas y no estamos destinados a vivir con ellos para siempre. Los hijos también harán las suya, al igual que nuestros hermanos. Pero como el dedo anular representaba a la pareja, vemos que no es sencillo separarlos. El destino los une y como tal, el anillo tiene que ir en el dedo que los marca. Además de esta teoría, los cristianos decían que en el dedo anular, de la mano izquierda, había una vena que conectaba con el corazón.

¿Mano derecha o mano izquierda?

Ahora que ya sabemos las tradiciones y leyendas sobre el dedo donde va el anillo, también tenemos que conocer en qué mano lo colocaremos. En este caso no hay una regla común. En países como Estados Unidos suele verse en la mano izquierda mientras que en la zona de Europa suelen llevarlos en la mano derecha. Eso sí, todos ellos coinciden en el dedo anular porque se sigue creyendo en esa vena especial de nombre Amoris.

Buscando un poco de historia, nos encontramos con que Eduardo VI de Inglaterra puso de moda el llevar el anillo de boda en la mano izquierda. Pero tiempo después, se relacionaba esta mano con el demonio, por lo que se cambió a la mano derecha que sí simbolizaba el bien así como la destreza. ¿Y tú dónde lo llevas?.


Categorías

Bodas

Susana Godoy

Desde pequeña tenía claro que lo mío era ser profesora. De ahí que me haya licenciado en Filología Inglesa. Algo que se puede combinar a la... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *