En que consiste la anemia falciforme

anemia falciforme

La anemia falciforme es la forma más común de la enfermedad de células falciformes; se trata de un trastorno grave en el que el cuerpo produce glóbulos rojos en forma de hoz, es decir, son células rojas que tienen forma de media luna. Los glóbulos rojos normales tienen una forma de disco y no se ven como rosquillas con agujeros en el centro.

Los glóbulos rojos normales se mueven con facilidad por los vasos sanguíneos y se sabe contienen una proteína rica en hierro llamada hemoglobina. Esta proteína es la encargada de transportar el oxigeno desde los pulmones al resto del cuerpo. En el caso de las células falciformes, se bloquea el flujo de sangre en los vasos sanguíneos de las extremidades y de los órganos.

Este bloqueo de flujo sanguíneo puede ocasionar dolor y daño en los órganos, además que también puede incrementar el riesgo de una infección. En la anemia falciforme, las células anormales generalmente mueren después de 10 a 20 días. La médula osea no puede producir nuevos glóbulos rojos lo suficientemente rápido como para reemplazar estas células que mueren.

También se sabe que la anemia falciforme es una enfermedad hereditaria que se tiene toda la vida, por lo que las personas que tienen esta enfermedad, nacen con ella, heredando dos genes de hemoglobina falciforme y uno de cada padre. En consecuencia, la anemia falciforme no tiene cura, sin embargo con los tratamientos actuales se puede mejorar las condiciones de vida, incluso los trasplantes de células de la sangre y de la médula osea también pueden ayudar.


Categorías

Enfermedades

Más Medicina

Masmedicina era una web sobre médicina especialmente orientada a mujeres. Actualmente está integrada en la sección de medicina y salud de... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *