En qué consiste la agorafobia

Si tienes miedo y pavor de estar en un sitio público con demasiada gente como es el caso de un centro comercial o una tienda es probable que padezcas agorafobia. Se trata de una fobia bastante habitual en una parte de la sociedad ya que la padece un 3% de la población mundial.

Este miedo a estar en una espacio público suele causar un ataque de ansiedad y de pánico a la persona que lo padece y puede llegar a limitar en exceso la vida habitual de dicha persona.

Qué es la agorafobia

Una persona que padece agorafobia sufre un estado de ansiedad bastante alto al darse cuenta de que se encuentra en un lugar en el que puede resultar difícil escapar o en el caso de aparecer una crisis de pánico y no poder recibir ayuda de nadie. Esta fobia se produce en situaciones puntuales como el viajar en avión, el encontrarse en un lugar masificado de gente o el estar lejos de un hospital. La persona con agorafobia evita por tanto en la medida de lo posible dichas situaciones, alterando de tal manera su vida diaria. 

Síntomas de las agorafobia

Las personas que sufren este tipo de fobia presentan algunos síntomas bastante evidentes como es el evitar estar expuestos a lugares públicos con mucha gente, presentan unos brotes bastantes graves de ansiedad y el miedo a hacer el ridículo a causa del posible ataque de pánico. En cuanto al diagnóstico es importante el saber si esta fobia es capaz de limitar a la persona en cuestión a hacer una vida normal y hacerla incapacitante. Ante tal caso es esencial el acudir a un experto en el tema para que pueda tratar a dicha persona de la mejor manera posible para que pueda volver a hacer una vida completamente normal.

Causas de la agorafobia

En principio no se sabe a ciencia cierta cual es la causa que da lugar a la agorafobia. A nivel general se puede pensar que tal fobia puede aparecer a causa de un vida demasiado estresante o a raíz de algún tipo de trauma que la persona ha sufrido a lo largo de su vida. Lo que queda claro es que no hay una única causa de la aparición de la agorafobia y la misma se debe a un cúmulo de las mismas. 

Cómo tratar la agorafobia

Una persona que ha sido diagnosticada con agorafobia puede ser tratada mediante fármacos o a través de una terapia psicológica. En el caso del tratamiento farmacológico la persona suele tomar antidepresivos y ansiolíticos siempre bajo prescripción médica. Es importante resaltar que los fármacos no curan la fobia sino que ayudan a la persona a que sus síntomas no sean tan severos. En cuanto a la terapia psicológica el paciente se ve sometido a una terapia cognitivo conductual y aunque sus resultados no son tan inmediatos como en el caso de tomar fármacos, resulta mucha más efectiva a medio y largo plazo. Lo más aconsejable es el combinar ambos tipos de tratamiento y conseguir de esta manera un resultado óptimo.


Un comentario

  1.   Patricia dijo

    Creo que tengo agorafobia, ya que la mayoría del tiempo me da mucho miedo salir a la calle, aunque más no sea para ir a comprar algo que me gusta, igual sigo teniendo miedo.
    Me ha ayudado tomar té de tilo y de manzanilla con anis, me relaja bastante y ahí puedo salir un rato.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *