Cómo eliminar los pelos enquistados de las piernas

pelos enquistados de las piernas

Todas soñamos con una depilación perfecta, que nos deje una piel muy suave. Pero en ocasiones nos damos cuenta de que no siempre es así. Los pelos enquistados de las piernas se pueden convertir en un gran suplicio para nosotras. Inflamación, enrojecimiento de la zona y desde luego, la incomodidad son algunos de los detalles que nos dejará.

En ocasiones nos pensamos que no podremos deshacernos nunca de los pelos enquistados de las piernas, pero no es así. Podremos lograrlo, aunque para ello necesitamos un poco de constancia. Debemos actuar cuanto antes para evitar los síntomas que acabamos de mencionar. ¿Estás preparada?.

Una buena exfoliación

Sin duda, siempre debemos preparar la piel ante la depilación. Es por ello que siempre debemos ser constantes. De este modo sí conseguiremos los resultados que estamos buscando. Es muy importante hacer una exfoliación en las piernas para poder dejar atrás la piel muerta y dar paso a la nueva y más sana. Algo que también nos alejará de los pelos enquistados de las piernas. Puedes optar por alguna crema que encuentres en el mercado o bien, hacer una casera con tu crema hidratante y una cucharada de azúcar. Recuerda que en la ducha, cada día, puedes usar una esponja de exfoliación suave, que nos permite aplicar el gel de una manera correcta.

Vellos enquistados

Pelos enquistados de las piernas, ablanda la piel

Si aún con un cuidado básico de la piel, ves que tienes algunos pelos enquistados, entonces necesitas ablandar la zona. Intenta no arrancarlos por la fuerza, porque te quedarán marcas y será mucho peor. Así que, puedes colocar unas gasas empapadas en agua caliente, pero que no queme demasiado. Déjalas sobre la piel hasta que se enfríen. Poco a poco notarás cómo la piel se ablanda y esto permitirá que el vello salga a la superficie, lo que será más sencillo para ser retirado.

El alove vera, un gran imprescindible en nuestra piel

Cada día, después de la depilación o del baño, necesitamos hidratar la piel. Es cierto que para ello tenemos a nuestra disposición un sinfín de cremas hidratantes. Pero en este caso, vamos a optar por el aloe vera. Porque cuenta con unas grandes propiedades y no solo hidratantes sino que regenera la piel y le aporta todas las vitaminas que necesita. De este modo, se verá mucho más saludable y nos olvidaremos de los pelos enquistados de las piernas.

Aloe vera vellos encarnados

Los aceites esenciales tras el baño

Otra de las técnicas que también cumplen su gran función son los aceites esenciales. Puedes aplicar unas gotas de los mismos a modo de masaje o bien, si ya tienes un pelo enquistado, entonces aplícalo sobre él. En este caso se aconseja tanto el aceite esencial de árbol de té, como el hamamelis. Aplícalo un par de veces al día sobre el vello encarnado y verás qué rápido te olvidarás de ellos.

Aspirinas para los vellos enquistados

Aunque te parezca que no, también hay otro remedio casero que viene perfecto para nuestro cometido de hoy. Se trata de la aspirina y de sus componentes. Por eso, necesitamos machacar un par de ellas, echar un poco de agua y crear una pasta. La cantidad siempre dependerá de la zona que queramos tratar. Aplícala sobre el vello o los vellos enquistados y espera unos minutos a que se seque. Luego, retirarás con agua y secarás.

aspirinas pelos enquistados

Pan y leche

No, no se trata de una merienda ni de una cena, sino e otro remedio para decir adiós a los pelos enquistados. En este caso, necesitamos un trozo de pan duro, del día anterior. Lo sumergimos en leche caliente y luego lo colocamos sobre el vello en cuestión. Cuando el pan esté frío, retiramos. Veremos cómo los poros se van ablandando y como tal, el vello irá saliendo a la superficie para poder retirarlo cómodamente.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.