Elementos que pueden romper una relación

toxica

Mucha gente piensa de manera errónea que el amor es más que suficiente a la hora de mantener una determinada relación. Sin embargo hace falta algo más para que una pareja dure en el tiempo y no se rompa. Hay una serie de elementos que deben evitarse en todo momento para que la relación no se tambalee y sea considerada como saludable.

En el siguiente artículo te hablamos de aquellos elementos que pueden llegar a matar a una determinada relación y qué hacer para evitar que ello ocurra.

Criticar a la pareja

A la hora de solucionar ciertos problemas de pareja nunca está de más el usar una buena crítica constructiva. Este tipo de crítica permite poder gestionar mejor los diferentes problemas y encontrar la mejor solución a los mismos. El problema surge cuando la citada crítica se usa con el fin de herir y de hacer daño a la pareja. Es lo que se conoce como crítica destructiva y suele minar por completo la autoestima y la seguridad de la persona amada.

Despreciar a la pareja

Hay muchas formas de despreciar a la pareja: desde la indiferencia a realizar ciertos gestos ofensivos. Dicho desprecio suele dañar el aspecto emocional y suele llevar al fin de la propia relación. Hay una serie de valores que deben estar presente en cualquier pareja que se considere saludable como es el caso del respeto. No se puede permitir bajo ningún concepto que una de las partes esté continuamente despreciando a la pareja.

Ponerse a la defensiva

Los errores están para aceptarlos y para aprender de ellos. Aceptar los mismos es bueno para que la pareja se haga más fuerte y perdure en el tiempo. Un elemento que puede llegar a destruir una determinada relación es el de ponerse a la defensiva por todo. Este tipo de actitud tiene el fin de evitar todo tipo de responsabilidades y de buscar todo tipo de excusas para justificar tal conducta. Ponerse a la defensiva supone el culpar por todo a la pareja y hacerle sentir mal continuamente.

PAREJA

Uso de evasivas

El cuarto elemento que puede provocar el fin de una pareja es el uso de evasivas. Es normal que la parte perjudicada opte por las evasivas a la hora de protegerse del daño. Las evasivas inciden de manera negativa en la comunicación de la pareja y pueden provocar que la misma se rompa. En tal caso es importante dejar de lado las evasivas y optar por el diálogo para resolver los diferentes problemas originados dentro de la relación.

En definitiva, estos cuatro elementos provocan que la pareja no funcione como debería y esté condenada en un tanto por ciento alto al fracaso. Si ello ocurre y hay un interés de las partes, es importante tratar tales problemas para que la relación pueda salvarse y no se rompa. De esta manera es recomendable hablar las cosas de una forma sosegada y relajada con la pareja. Por desgracia son muchas las parejas las que a día de hoy se ven lastradas por algunos de los elementos vistos más arriba y terminan por romperse para siempre.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.