Elegir los zapatos para una boda

El look de las bodas suele ser un gran quebradero de cabeza. Buscamos con ahínco el vestido perfecto, los complementos y también los zapatos. Cada elemento es importante para crear el estilismo perfecto como invitada. Es por eso que hay que darle la importancia debida a todas esas piezas. Hoy veremos cómo elegir los zapatos perfectos para una boda.

Elegir el calzado ideal para una boda no es sencillo. Debemos buscar algo que combine bien con el look y que además nos resulte adecuado para el día de fiesta. Os daremos algunas pautas para escoger mejor este tipo de calzado y también alguna inspiración.

Primero el vestido

En ocasiones podemos cometer el error de tener los complementos antes que el vestido y es algo que no se debe hacer, porque siempre resulta más difícil conectarlo todo. Es mejor hacerse con un vestido que nos guste y buscar más tarde los complementos. Hay que decir que el bolso y los zapatos no tienen por qué ir a juego, ya que es algo que hace mucha gente y no siempre queda bien, porque en ocasiones no somos capaces de encontrar el mismo tono. En todo caso podemos jugar con las mezclas y la originalidad.

Zapatos confortables

Puede que hayamos encontrado unos zapatos realmente bonitos y que son perfectos para el vestido pero nos damos cuenta de que no son para nada cómodos. Este es un gran problema, ya que vamos a estar bastantes horas con ellos. Aunque nos tienten este tipo de zapatos, siempre debemos pensar en que es mejor poder caminar con seguridad y con gracia antes que acabar con dolor de pies y no andar bien con los zapatos. Debemos buscar un tacón medio y hoy en día tenemos la suerte de que se llevan todo tipo de tacones. Deben quedarnos bien, no caernos ni quedarnos pequeños. La talla también es muy importante.

Trucos para llevarlos

Es importante que a la hora de elegir el calzado llevemos medias, puesto que si las vamos a llevar en la boda tendremos una forma de ver cómo nos van a quedar los zapatos en realidad. Además, podemos comprar plantillas de gel que alivian la presión, de forma que aguantemos más horas con ellos. Si están totalmente nuevos, podemos rascar la suela para evitar resbalones con ellos. Siempre es mejor escoger zapatos con hebillas o que se cogen al pie para evitar que se caigan o que resulten incómodos.

Los clásicos

Hay zapatos que nunca pasan de moda y que se reinventan una y otra vez. Nos referimos a los stilettos, esos zapatos de tacón fino y punta que siempre han servido para cualquier evento. Con este tipo de calzado acertaremos seguro a la hora de lucir elegantes, aunque debemos tener en cuenta que no son los más cómodos. La punta es estrecha y si el tacón es muy alto tendremos mucha presión en el pie. Si no estamos acostumbradas a los tacones es mejor elegir opciones más confortables.

Las sandalias

Las sandalias de fiesta se pueden poner incluso durante el invierno. Además, tenemos muchísimas alternativas y hay algunas que son realmente cómodas. Esta temporada se llevan las sandalias minimalistas que rememoran los años 90, con tacón fino y medio, así como con tiras finas. Son básicas y perfectas para llevar a una boda y para utilizar con todo tipo de looks. Su sencillez las convertirá en un básico de armario para todo el verano, por lo que vale la pena invertir en ellas.

Los originales

Existen algunos modelos muy originales. Los zapatos de punta fina que además tienen un pequeño tacón y están destalonados pueden ser una gran alternativa. Este tipo de zapatos son originales y resultan además muy confortables para aguantar durante horas con ellos.

Imágenes: Zara


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.