Por qué elegir los sofás de piel de gama alta

Sofás de piel

Cuando vamos a comprar un sofá tenemos muchas ideas en mente. No solo queremos una pieza duradera, sino también elegante, que combine con nuestra decoración y que sea cómoda. Al llegar a las tiendas nos encontramos ante un gran dilema, y es que hay muchos modelos, desde los de tela más simples a los de cuero. Pues bien, hoy os diremos por qué elegir los sofás de piel de gama alta.

Estos sofás de piel de gama alta son los que tienen un mejor acabado y materiales de alta calidad. No solamente hablamos del cuero, sino también de su chasis, con madera maciza o metal, y de su relleno, con espuma de alta densidad o fibras de calidad, incluso plumas. Esta ya es una buena razón para comprar este tipo de sofás, y es que estaremos apostando por la calidad. Pero hay mucho más.

Un sofá de piel para toda la vida

Sofá de cuero vintage

Otra de las ventajas de elegir un sofá de piel es que su duración va a ser claramente mayor que  la de un sofá de tela. Los sofás de tela se estropean, se desgastan, el color se apaga y además tienen la desventaja de que las manchas penetran en los tejidos, por lo que algunas son imposibles de sacar. Aunque estos sofás de piel envejezcan, nunca dejarán de ser elegantes y no parecerán estropeados, por lo que es una inversión a largo plazo.

Sofás capitoné

Los sofás de piel se limpian fácilmente por lo que además de durar se mantendrán limpios y perfectos con poco mantenimiento por nuestra parte, lo que supone una gran ventaja a la hora de invertir en una de estas piezas. Si además tenemos niños o animales en casa son la mejor elección porque soportarán todo el ajetreo que esto supone y podremos mantenerlos en perfecto estado a pesar de todo.

La limpieza y el mantenimiento de un sofá de cuero se puede hacer con productos específicos o con un paño húmedo si las manchas son pequeñas. Además, se puede recuperar la piel utilizando crema hidratante sobre ella y frotando con un paño, siendo uno de los trucos más fáciles y utilizados para que estos sofás se mantengan perfectos todo el año.

La elegancia de los sofás de piel de gama alta

Sofá de cuero marrón

Por último, recordar que otra de las ventajas es la elegancia que tienen los sofás de piel, mucho más sofisticados. Son capaces de crear un estilo más chic con un material que es de mucha más calidad. Combinar estos sofás con elementos clásicos o modernos es fácil, ya que se adaptan bien a los cambios, ya que suelen tener un toque atemporal. Además, aunque la piel vaya envejeciendo con los años, solo adquiere cierto toque vintage que incluso resulta atractivo y es tendencia en decoración. Por eso tendremos un sofá que no pasará de moda y de calidad por muchos años.

Sofá de piel gris

Estas son ventajas más que suficientes para invertir en alguno de estos modelos, y es que los tenemos con chaise longue, modulares y de diferentes colores y capacidades. El mercado nos acerca muchos estilos a la hora de elegir nuestro sofá de piel, con piezas más modernas y otras más vintage con capitoné, o bien con patas de madera, para un aspecto cálido, o con líneas minimalistas. Y en cuanto a colores también se ha logrado una gran versatilidad, con tonos que van del negro al crema, el rojo o el verde, para todos los gustos.

Así que recordad, aunque estos sofás cuentan con precios un poco más elevados, son una gran inversión a largo plazo, ya que su resistencia es mayor y su mantenimiento es sencillo. A la larga, estaremos ahorrando gracias a su durabilidad y disfrutaremos de una pieza de gran calidad.


Un comentario

  1.   Mireia Ortiz dijo

    Los sofás de piel hay que cuidarlos y mantenerlos, pero como bien dice el artículo, a cambio con ellos tienes un sofá para toda la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *