El uso de la amoxicilina en los niños

jarabe

La amoxicilina es el antibiótico más usado a la hora de tratar infecciones de tipo bacterianas ya sea para adultos como para niños. En el caso de los más pequeños, es un tipo de antibiótico bastante utilizado a día de hoy, que únicamente se puede le puede dar al niño si ha sido recetado bajo prescripción médica.

En el caso de su administración, hay que seguir en todo momento las indicaciones del prospecto ya que de lo contrario podría llegar a poner en alto riesgo la salud del niño. En el siguiente artículo te comentamos de una manera más detallada la dosis adecuada y los posibles efectos secundarios que puede producir en los niños.

Para que se usa la amoxicilina en los niños

El principal uso de la amoxicilina es el de contrarrestar una infección bacteriana producida en el sistema respiratorio o digestivo. Por el contrario, este tipo de antibiótico no resulta efectivo contra un proceso de tipo vírico. Es importante no auto medicar al niño y usar por cuenta propia este antibiótico. Si el niño está afectado por una infección bacteriana se debe acudir al pediatra y el profesional será el encargado de valorar si es conveniente el uso de la amoxicilina para tratar a dicha infección.

En el caso de los niños, si se les administra amoxicilina deben beber continuamente mucho líquido además de hacer mucho pipi con el fin de que puedan eliminar de su cuerpo los restos del citado antibiótico.

Efectos secundarios de la amoxicilina

Como ocurre en la gran mayoría de los antibióticos, la ingesta de la amoxicilina puede provocar una serie de efectos secundarios en el niño. Los más habituales son los siguientes:

  • Mareos y nauseas.
  • Sarpullidos y erupciones en la piel.
  • Convulsiones.

Si observas que tu hijo sufre algunos de estos efectos secundarios, debes acudir al médico para que le modifique la dosis que debe tomar.

bebe-jarabe

Posología de la amoxicilina

En el caso de los niños, este tipo de antibiótico se suele dar en forma de jarabe para facilitar la ingesta del mismo y se lo puedan tomar sin problema alguno. El jarabe más usado y conocido en España es el Clamoxyl de 250 ml. A la hora de la dosis deberás seguir las indicaciones que te ha dado el pediatra o el que observes en el prospecto del interior del jarabe. De todas maneras, la dosis exacta de la amoxicilina se calcula al multiplicar 50 mg del jarabe por lo que pesa el pequeño. El resultado de tal operación te va a indicar la dosis adecuada que debe tomar el niño. La dosis resultante debe repartirse en varias tomas al día para poder combatir de manera adecuada la infección que sufre el niño.

La amoxicilina es el antibiótico más usado en los niños a la hora de combatir diversas afecciones que pueden afectar tanto al sistema respiratorio o digestivo. Se trata de un antibiótico que solo se puede administrar mediante prescripción de un médico. La dosis utilizada con el niño debe ser la que indique el profesional y bajo ningún concepto se puede alterar o modificar la misma, ya que podría llegar a poner en peligro la salud del niño y provocarle diversos problemas de diversa índole.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.