El truco de la bolsa de té para una uña rota

Usar bolsas de té para uña rota

Este truco es algo sorprendente, pero te permitirá no tener que cortar todas tus uñas solamente porque una de ellas se haya roto. Este es un problema que nos ha pasado a todas, y resulta fastidioso tener que volver a hacerte la manicura en todas para igualarlas con esa uña rota.

Si eres propensa a que tus uñas se rompan, no dudes en aplicar el truco de la bolsa de té para una uña rota. La reforzarás y podrás seguir con tu preciosa manicura. Además, es un truco económico y realmente fácil, por lo que todas podemos hacerlo.

Para realizar este truco de la bolsa de té, necesitarás un pulidor de uñas, unas pinzas, tijeras, pegamento para uñas y, como no, la bolsa de té (o de otra infusión cualquiera). Estas bolsas tienen una textura ligera y resistente. En la industria de las uñas, utilizan las llamadas vendas para uñas, con tejidos como la seda o la fibra de vidrio, para reparar o reforzar tus uñas. La versión casera está en esta bolsa de té.

Lo primero que debes hacer es vaciar la bolsa y recortar un cuadrado para la zona rota de la uña. Debes pulir la uña antes, para que esté suave. A continuación, hecha pegamento y pon el trozo de bolsa con una pinza, presiona y deja que se seque. Una vez se haya secado, vuelve a aplicar una fina capa de pegamento.

Cuando tengas esto seco, solo debes recortar lo que sobra y volver a pulir, para que la superficie quede lisa. No notarás casi el efecto, ya que quedará muy natural, y tu uña parecerá reparada. Ahora es cuando puedes volver a aplicar el esmalte que te guste, con alguna de las ideas que siempre te proponemos. ¿Os parece un buen truco?

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *