El Síndrome de Ovario Poliquístico (SOP) y la nutrición

Es posible que os preguntéis y ¿qué relación tiene la alimentación con padecer Síndrome de Ovario Poliquístico? Nuestra alimentación influye en la salud metabólica y ésta influye en la salud hormonal. Esta relación hace que podamos padecer problemas de acné, exceso de vello corporal, problemas menstruales, etc.

En este artículo vamos a tratar de esclarecer un poco esta relación y qué medidas, relacionadas con la alimentación, tomar en caso de padecer SOP para solventar este problema en gran medida.

Lo más habitual en casos de SOP es el tratamiento con la píldora y medicamentos antiandrógenos. La alimentación solía dejarse de lado en estos casos y, sin embargo, es algo que cada vez se tiene más en cuenta debido a su gran influencia con nuestras hormonas. 

Quizá puede interesarte:

¿Qué es el Síndrome de Ovario Poliquístico?

Está causado principalmente por una causa de no ovulación. Debemos tener en cuenta que tener la menstruación no significa haber ovulado.

Esta falta de ovulación produce una androgenización de la mujer, y se reduce la progesterona entre otras hormonas femeninas importantes. Los andrógenos son las hormonas másculinas, por tanto se produce una masculinización de la mujer. Todo ello conlleva:

  • Alopecia: perdida del cabello.
  • Hirsutismo: crecimiento de vello oscuro y grueso en mujeres en aquellas zonas más características de los hombres como son: cara, pecho y espalda.
  • Se agrava la voz: sobre todo en el caso de chicas jóvenes.
  • Acné hormonal.
  • Acumulación de grasa en la zona abdominal: algunas mujeres pueden desarrollar obesidad a raíz de padecer SOP.
  • Incapacidad de quedar embarazada: al no haber ovulación. Aunque se puede ovular en alguna rara ocasión.
  • Resistencia a la insulina: es el tipo de diabetes tipo 2. En este caso, más que una causa, este tipo de diabetes es un desencadenante del SOP.

Es importante remarcar, que no todas las mujeres desarrollan todos estos síntomas al padecer Síndrome de Ovario Poliquístico.

La relación entre lo que comemos, la salud metabólica y la salud hormonal

Beneficios de comer despacio

En el desarrollo del SOP, pueden intervenir varios factores, sin embargo como hemos visto la alimentación es un desencadenante muy importante.

Hoy día, nuestro entorno nos incita a comer aún sin tener hambre. Y no comer alimentos sino tomar comestibles que no sólo no nos nutren sino que nos llenan de componentes innecesarios y dañinos en muchos casos. Estamos hablando de ese desayuno, almuerzo y merienda donde la bollería es la protagonista. De las comidas prefabricadas como pizzas, hamburguesas y todo tipo de comida repleta de conservantes, saborizantes, azúcares, etc.

Estos alimentos al no ser nutritivos hacen que nuestro cerebro nos pida comer más y más. Por lo que además de comer de manera deficiente comemos en abundancia y a todas horas. 

Todos estos productos son altos en carbohidratos y azúcares que elevan nuestros niveles de insulina. Además el comer muchas veces al día también eleva la insulina y resulta dañino para nuestro aparato digestivo que no tiene momentos de descanso salvo mientras dormimos.

Quizá puede interesarte: Mantener nuestro intestino saludable es proteger la salud de todo nuestro organismo

La diabetes y el Síndrome de Ovario Poliquístico

La diabetes y el SOP están muy relacionados, por tanto si hay casos de diabetes en tu familia deberías adoptar algunas medidas preventivas ya que posiblemente tengas predisposición genética para padecer Síndrome de Ovario Poliquístico.

La insulina elevada ocurre cuando hay un consumo excesivo de alimentos que producen una subida en la insulina. Estos alimentos son: carbohidratos y cualquier tipo de azúcar (incluida la fruta). Cualquier carbohidrato se convierte azúcar en nuestro cuerpo y eso eleva la insulina. Otro factor que eleva la insulina es estar comiendo constantemente sin dejar que el cuerpo repose. 

La insulina es una hormona de crecimiento y por tanto va a estimular el crecimiento de ciertas cosas como quistes, el aumento de la hormona luteinizante y la testosterona.

Tener hiperinsulinemia estimula la producción de testosterona en los ovarios. La testosterona no es mala, nos va a ayudar a sentirnos bien, a tener energía o tener mayor líbido, entre otras cosas. El problema radica con la testosterona libre, esto se produce cuando hay un exceso de testosterona.

Con el estímulo en la producción de la testosterona y de la hormona luteinizante conlleva la falta de ovulación. Al no ovular se produce más testosterona libre que impide la ovulación y de nuevo al no ovular se vuelve a producir más testosterona libre. Por tanto se entra en un ciclo que se retroalimenta y en el que se produce el Síndrome de Ovario Poliquístico.

Al comprender cómo es este proceso, podemos percatarnos que la solución es reducir la insulina, de lo que hablaremos más tarde.

¿Qué efecto tiene tomar la píldora para combatir el SOP?

La píldora son esteroides, hormonas sintéticas de gran potencia. Tomar la píldora no regula este ciclo del que hemos hablado anteriormente, sino que ‘apaga’ nuestro sistema hormonal y por tanto se dejan de sentir los síntomas del SOP pero no evita ni revierte el daño. Esto provoca que al dejar de tomar la píldora todos estos síntomas vuelven.

¿Cómo prevenir y revertir el SOP?

Lo importante es controlar esa resistencia a la insulina, para ello es fundamental cuidar nuestra alimentación y movernos. Ahora bien, esto implica hacer un cambio de estilo de alimentación y de vida si hasta ahora el sedentarismo ha sido lo predominante. Este cambio debe permanecer con nosotros. Quizá al principio pueda ser algo complicado pero cuando nuestro cuerpo se haya desintoxicado del consumo de azúcares, saborizantes etc. nos sentiremos mucho mejor y no tendremos necesidad de consumir estos comestibles.

Alimentación

  • Elimina de tu dieta los azúcares añadidos, y reduce el consumo de productos altos en azúcar.
  • Elimina el consumo de carbohidratos poco saludables como el caso de los cereales, y reduce el consumo de carbohidratos saludables como los tubérculos. Otra opción es comer los carbohidratos convertidos en almidón resistente, de esta manera no sólo estamos tomando un producto que nos guste comer sino además estamos nutriendo nuestro organismo.
  • Come comida real, variada y nutritiva.

Movimiento

Movernos nos ayuda a reducir grasa y esta reducción de grasa ayuda a disminuir la inflamación y a recuperar la sensibilidad a la insulina.

El movimiento realizado en unas condiciones específicas favorece que nuestros músculos capten el azúcar en sangre de manera rápida sin necesidad de insulina. Estas acondiciones son:

  • Hacer ejercicio con el estómago vacío, ya que si comemos la insulina entra en juego y no permite que los músculos capten el azúcar.
  • Debemos hacer ejercicio de intensidad media-alta en el que se movilice el mayor número de músculos posibles a la vez. Un buen ejemplo es la natación.

 


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.