El poder de la comunicación no verbal en las relaciones

comunicacion no verbal

Los expertos sostienen que entre la mitad y hasta el 80% de toda la comunicación interpersonal es no verbal. No hay duda, la comunicación no verbal es impactante y puede hacer o deshacer un mensaje. Este tipo de comunicación va mucho más allá de la simple falta de la palabra hablada.

Son gestos con las manos, contacto visual, postura, movimiento corporal y la forma en que inclinamos o asentimos con la cabeza. Es cómo nos presentamos y cómo nos recibe el público. La comunicación no verbal juega un papel importante en la transmisión de mensajes intencionales y no intencionados , por lo que es importante tomarlo en serio y hacerlo bien.

Pero, ¿cómo te das cuenta de las señales no verbales que tienes? ¿Cómo las ajustas para un efecto óptimo? Para empezar, tienes que comprender las señales no verbales que estás enviando. Mírate en un espejo, graba en video o haz que un amigo o colega te observe en una conversación simulada y te ofrezca comentarios. Puede que te sorprenda lo que ves y aprendes.

Tu comunicación no verbal

En tu comunicación no verbal son tus gestos quienes hablan sin palabras, por eso, debes tener lo siguiente en cuenta:

  • Ten en cuenta la postura. Debes estar cómodamente erguido, inclinado hacia la persona con la que estás hablando para transmitir un mensaje abierto y accesible. Por el contrario, encorvarse o alejarse de alguien puede hacer que parezcas enfadado o inaccesible.
  • Cuida tus brazos. Los brazos deben estar cómodamente a tu lado o en tu regazo si estás sentado. Si estás en un podio o mesa, tus brazos pueden descansar sobre el objeto. No cruces los brazos, señales con el dedo ni uses gestos erráticos con los brazos. Muchas personas, naturalmente, hacen gestos con los brazos cuando hablan. Sé consciente de la tuya y trabaja para calmar los movimientos. Poner las manos en las caderas o detrás de la espalda puede enviar un mensaje de que estás aburrido, enfadado o desagradable.

comunicacion no verbal

  • Contacto visual firme. Las personas que no miran a los demás a los ojos o cambian sus ojos no parecen confiables. Todavía puedes revisar notas, pero asegúrate de que tus ojos hagan contacto con la persona con la que estás hablando durante la mayor parte de la conversación. Algunas personas parpadean rápidamente cuando están nerviosas, o parpadean muy poco cuando se concentran. Ambos extremos no son naturales y distraerán el mensaje que intentas enviar.
  • Ten en cuenta las expresiones faciales. La expresión de las personas cambia según el momento o el sentimiento que se tiene. Cada una de sus expresiones transmitirá un mensaje y podría alterar la dirección de la conversación.
  • Calma tu inquietud.  Los inquietos suelen verse como aburridos, impacientes o distraídos. Dependiendo de tu hábito inquieto, también puedes parecer ansioso o enfadado. Los ejemplos aquí incluyen tomar o tocar los dedos, jugar con las uñas, tocar o rotar bolígrafos u otro objeto pequeño, y con frecuencia cambiar las piernas o la posición sentada.
  • Presta atención a una desconexión entre tus verbales y no verbales. El ejemplo más común de esto es decir que estás feliz o «bien», mientras frunces el ceño con los hombros caídos. Esto es inconsistente y puede incomodar a otras personas. Peor aún, es importante tener en cuenta que cuando existen comportamientos incongruentes en una conversación, las personas se concentrarán naturalmente en los mensajes no dichos. Entonces prevalecerán los estados de ánimo y las emociones.

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.