El peligro de idealizar a la pareja

IDEALIZAR

La idealización está presente en muchas de las relaciones de pareja de hoy en día. Está claro que ello supone un gran problema, sobretodo porque la realidad es otra totalmente distinta.

Hay que dejar de lado todo lo que rodea a la idealización y vivir el amor de verdad con sus cosas buenas y sus cosas malas. En el siguiente artículo te hablamos del peligro que tiene idealizar a la pareja.

Por qué se idealiza a la pareja

Idealizar a la pareja puede ser algo normal al principio de cualquier relación. Al principio, en plena etapa de enamoramiento cada una de las partes muestra lo mejor de si mismo para que la historia de amor sea para siempre. Por lo tanto el idealizar a la pareja es una conducta normal y natural.

Sin embargo con el paso del tiempo no es nada bueno para el devenir de la relación el tener a la pareja subida en un gran pedestal. Es importante usar la razón y ver cómo es el amor real. Sin embargo ello resulta complicado sobre todo cuando las emociones y los sentimientos son mucho más intensos y fuertes que la propia razón.

IDEALIZACION

El peligro de idealizar a la pareja

No pasa nada por admirar a la pareja y resaltar de manera continua todas sus virtudes. El verdadero peligro está en excederse en dicha idealización y ponerse una venda que no deje ver la realidad. Acto seguido te hablamos de los peligros que tiene para la relación el idealizar a la pareja:

  • Uno de los riesgos de tal idealización es la tener problemas con la autoestima. En la mayoría de las ocasiones, la persona que idealiza a su pareja tiene poca confianza en sí mismo y cuenta con una autoestima demasiado baja.
  • Aparte de los citados problemas de la autoestima, la idealización de la pareja supone una dependencia emocional bastante grande. El tener en un pedestal a la pareja es sinónimo de que hay una dependencia emocional importante en el día a día.
  • Convivir con una persona perfecta que carece de defectos va incidir de manera negativa en la personalidad de la otra parte de la pareja. Hay una dejadez importante en uno mismo ya que todo lo bueno se lo lleva la parte idealizada.
  • Las mentiras no pueden estar presentes en una relación de pareja que se considere saludable. Idealizar de manera constante a la pareja supone no ver más allá de la realidad y vivir en un gran mentira. El amor idealizado es un amor de ficción que no se adecua al mundo real.
  • El gran problema de la idealización es que con el paso del tiempo la misma se esfuma y aparece el desengaño dentro de la pareja. Es duro el observar como se ha vivido en un mundo totalmente irreal alejado de la realidad.

En definitiva, no es bueno el tener una relación en la que una de las partes se encuentra subida en un pedestal y totalmente idealizada. Todo ello supone alejarse del mundo real y meterse de lleno en un mundo ficticio e imaginario.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)