El orden de los productos de maquillaje sí altera el resultado

En matemáticas, recuerdo que hay una regla que dice algo así como “el orden de los factores no altera el producto”. Pues bien, esto no se aplica al tema del maquillaje y la belleza. Aquí el orden de los productos de maquillaje sí altera el resultado. Por lo que para realizar un look bonito y totalmente correctamente elaborado, os vamos a ir indicando qué productos aplicar primero y cuáles aplicar después. ¡Tranquilas! Os lo detallamos todo a continuación.

 Antes de maquillarte debes saber…

Antes de maquillarte tienes que saber qué rasgos conviene destacar y las imperfecciones que se deben disimular, así como las características de la piel que se va a maquillar. También se recomienda, antes de empezar, tener claro los productos de maquillaje más adecuados que vamos a utilizar entre la gran variedad de cosméticos que ofrece el mercado. Una vez tenemos claro esto podemos empezar:

  1. La mejor manera de extender la base de maquillaje es por medio de una esponja natural humedecida en agua de avena.
  2. Cuanto más se extienda la base de maquillaje, más tiempo durará inalterable.
  3. El tono ideal de nuestra base debe ser lo más parecido posible al color real de nuestro rostro, evitando así un tono superficial.
  4. Para conseguir un maquillaje perfecto, la piel debe estar totalmente limpia, tonificada e hidratada (cuídala a diario tanto por la mañana como por la noche).
  5. Si debemos retocar el maquillaje de la base porque se vea alguna mancha del rostro o porque alguna zona necesite de más cobertura, es mejor hacerlo a pequeños toques con los propios dedos.
  6. Si vamos a aplicar polvos sueltos, es mejor hacerlo con una borla. Esta hace que los polvos queden más fijos que cuando lo aplicamos con brocha. Lo correcto sería aplicar polvos únicamente por la zona problemática de brillo, es decir, la zona T del rostro (frente, nariz y barbilla). De esta forma, evitaremos que el rostro nos quede acartonado. El polvo suelto disimula las arrugas y fija el maquillaje.
  7. A la hora de hacer correcciones en el rostro, debes tener presente que los tonos oscuros hunden el rostro y disimulan, y los tonos claros resaltan las zonas donde son aplicados. Es por esta razón por la que aplicamos contorno (tono oscuro como los polvos bronceadores) por debajo de las mejillas para hacer el rostro más fino y delgado e iluminador (tono claro y perlado) en aquellas zonas que queremos resaltar, como el arco de la ceja para ampliar nuestra mirada.
  8. Si vas a maquillar tus ojos no te deshagas del típico pincel de esponja que viene en todo set de maquillaje. Este pincel es bueno sobre todo para aplicar las sombras claras y con brillo. Para aplicar las sombras oscuras son mejores los pinceles de pelo suelto ya que difuminan mejor los cortes.
  9. Debes saber que las sombras brillantes y/o nacaradas suman años al rostro.
  10. El colorete en polvo se aplica por medio de una brocha. Las brochas de pelos más sueltos y largos difuminan mejor el color, mientras que las brochas más tupidas y de pelo corto lo fijan mejor al rostro.
  11. Los coloretes de tonos rosas o anaranjados rejuvenecen.
  12. El maquillaje negro aplicado en los ojos (eyeliner, ahumado negro, etc.), endurece la mirada.
  13. Los ojos verdes o azules resaltan más con sombras de tonos fríos. Al contrario ocurre con los ojos de color oscuro, que ganan intensidad con sombras cálidas y luminosas.
  14. Combinar tonos claros y oscuros en un maquillaje de ojos hace la mirada más luminosa y sensual.
  15. Las brochas redondas sirven para hacer correcciones y las planas para seguir los rasgos del rostro.
  16. Los pinceles utilizados para los labios deben ser finos, tener la base ancha y terminar en punta.

maquillaje 3

Paso por paso

Ahora que ya sabes algunos trucos de maquillaje, estás preparada para saber el orden de los productos. ¡Muy atenta!

  1. Primer o pre-base: Sirve para alisar el rostro y dejar la piel preparada para el maquillaje.
  2. Base de maquillaje, BB Cream o CC Cream (no olvides aplicar por el cuello y en los cortes del pelo y orejas).
  3. Corrector: Tapa manchas, marcas, cicatrices, ojeras o granitos que la base de maquillaje no haya sido capaz de cubrir.
  4. Ilumina: Con el iluminador, da luz a aquellas zonas que quieras destacar. Puedes aplicarlo por debajo de las cejas, arriba del labio superior y en lo alto de los pómulos.
  5. Polvos translúcidos: Toca fijar el maquillaje para que quede inalterable durante horas.
  6. Bronceador: Da un toque de color a tus mejillas o por debajo de los pómulos y sienes si quieres contornear el rostro y hacer tu cara más angulada.
  7. Maquilla tus ojos: Sombra, delineador y máscara de pestañas, son los pasos a seguir en el maquillaje de ojos.
  8. Cejas: Hay ‘kits’ especializados para el maquillaje de cejas, pero si no tienes puedes ayudarte de una sombra de ojos del mismo tono que tus cejas.
  9. Colorete: Este es el penúltimo paso porque si maquillamos antes nuestras mejillas, con el roce de nuestra mano al maquillar los ojos puede quitarse. Por lo que lo dejamos para este paso.
  10. Labios: Maquilla tus labios de un color bonito como último paso. Si además de pintarlos los delineas, delinea antes de pintarlos.

¡Y listo! Ya tienes los conocimientos básicos para realizar un maquillaje de día o de noche, para ir a la universidad o a trabajar. Si sigues estos pasos, tu maquillaje saldrá perfecto.

¡Feliz comienzo de semana chicas! Recordad que no hay mejor maquillaje que una buena sonrisa en los labios.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *