El minimalismo como filosofía de vida ecológica

Minimalismo como estilo de vida

Dice el refrán que » no es más feliz el que más tiene, sino el que menos necesita» y en esas sencillas palabras radica toda una realidad. Cuando uno tiende a acumular cosas, se convierte en un círculo vicioso del que cuesta mucho salir. Porque siempre tienes una sensación como de insuficiencia, nunca tienes suficientes cosas, ropa u objetos decorativos en casa.

Cada rincón desocupado se convierte en una obsesión, un hueco que ocupar con un objeto material. Algo que en realidad dice mucho del estado emocional de las personas. Porque todas esas cosas materiales se utilizan para llenar un vacío mucho más profundo. Para trabajar a fondo sobre ello existen diferentes técnicas y terapias, una de ellas, la práctica del minimalismo como filosofía de vida.

En qué consiste el minimalismo

La frase que define el minimalismo es «menos es más», una concepción sobre la posesión de lo material desde el punto más negativo. Entender el minimalismo como un concepto del todo, un estilo de vida, es lo que permite vivir de una forma más feliz y consciente. Porque aprendes a desprenderte de esas cosas inanimadas que no tienen valor y dejas hueco para las vivencias y las cosas que realmente tienen importancia.

En definitiva, las personas que practican el minimalismo aprenden a identificar las cosas que les hacen felices, apartando todo aquello que no tenga valor. Con ello, descubren un forma de apreciar en profundidad las posesiones tanto materiales como personales. Todo ello con supone un gran aporte de valor a la vida, que se convierte además en un estilo de vida mucho más sostenible. Porque cuando desaparece el consumismo descontrolado, se ahorra dinero, espacio, tiempo, recursos de la tierra y se reducen los residuos.

Adentrarse en el minimalismo como filosofía de vida supone un importante trabajo de crecimiento personal. La sociedad actual tiende a valorar en exceso las cosas materiales, a veces incluso por encima de las vivencias personales. En el minimalismo se trabaja principalmente ese aspecto, que consiste en aprender a decidir cuáles son las cosas que realmente te hacen feliz y cuáles no.

Claves para empezar

Buscar la felicidad es la clave del minimalismo, pero hacerlo de un forma más profunda. Cuando entras en esa espiral de consumismo es difícil salir, porque al comprar obtienes un placer inmediato, tan rápido como desaparece la emoción y vuelves a sentir ese vacío personal. Con el minimalismo aprenderás a controlar esos impulsos, tendrás que pararte a valorar si realmente eso que vas a comprar te hace sentir felicidad.

Al principio será complicado, pero pronto descubrirás que tener más cosas nunca te hará sentir mejor. Pero comprar aquellas que ayudan a mejorar tu bienestar de una u otra manera, sí que te permitirá sentirte más satisfecha. Sin olvidar el gran favor que le haces al planeta cuando te adentras en el minimalismo. Porque el gran perjudicado de esta era de consumismo es sin duda el planeta.

Aprender a identificar lo que es esencial no es nada fácil, por ello te dejamos algunas pautas para ayudarte en el proceso:

  • Haz una lista de todo lo que tienes: Seguramente será infinita, pero te ayudará a ver que realmente tienes muchas más cosas de las que necesitas.
  • Aparta las cosas que nunca uses: Guarda en cajas todas esas cosas que no tienen utilidad, pasado un tiempo te darás cuenta de que ni siquiera piensas en ellas.
  • Separa en un espacio lo que realmente necesitas: Si piensas más de 2 veces en determinada cosa en pocos días, es que realmente la necesitas, deja el objeto en una caja dentro de casa.
  • Si entra una cosa, debe salir otra: Este es un truco para no volver a acumular en exceso, si compras nuevas cosas deberán salir otras, por ejemplo con la ropa, el maquillaje y objetos de decoración.

Con esta lista podrás donar, vender y regalar todas esas cosas que llenan tu espacio vital y empezar una vida más sostenible, fluida y minimalista.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)