El estrés hace que te salgan canas, pero puedes evitarlo

El estrés produce canas

El estrés perjudica seriamente la salud, por mucho que se trate de un mecanismo natural del cuerpo humano. Cuando es necesario generar una alerta, se produce un proceso hormonal por el cual el cuerpo y el cerebro se ponen en alerta, esto es lo que se conoce como estrés. Cuando es ocasional, el estrés es incluso favorable, porque te permite centrarte por completo en la actividad o estímulo que lo provoca.

Sin embargo, cuando la fuente de estrés desaparece pero no así el estado nervioso, este se vuelve crónico y puede resultar peligroso tanto para la salud física como para la mental. De hecho, estudios realizados sobre la relación del estrés y la aparición de las canas, indican que una de las consecuencias mentales del estrés es el cambio del color en los cabellos. La buena noticia es que esto, se puede revertir.

Canas por estrés, ¿se puede evitar?

Problemas de estrés

En una situación de mucho estrés, es más que posible que se produzca una reacción en los folículos pilosos, provocando que el cabello pierda pigmento y se vuelva gris. La buena noticia es que el mismo estudio indica que si se elimina la fuente de estrés, es posible revertir este camino hacia el cabello cano. Ahora bien, esto puede transformarse en el inicio del cambio, no así cuando las canas llevan contigo varios años.

Aunque podría reducirse la velocidad de la aparición de las canas controlando el estrés, sería bastante improbable que los pelos que ya son totalmente grises recuperasen su pigmentación natural. Ahora bien, si estás en el proceso del cambio y estás empezando a notar tus primeras canas, es el momento de empezar a trabajar el estrés. Las fuentes que producen estrés son muy diversas, ya que cada cual tiene sus propias preocupaciones.

Sin embargo, las más habituales son las que tienen que ver con la economía, la insatisfacción y los problemas laborales, el cuidado de la familia o las relaciones afectivas. Los problemas del primer mundo, que no dejan de ser complejos para todo aquel que los tiene que hacer frente. Pero el estrés es peligroso para la salud, no solo porque puede hacer que te salgan canas, sino porque puede desencadenar otros problemas como:

  • Trastornos alimentarios, obesidad, diabetes.
  • Dolores de cabeza.
  • Presión arterial alta.
  • Alteraciones en la piel.
  • Sistema inmunológico debilitado.

Cómo evitar que salgan canas por estrés

Las primeras canas

Un equipo de la Universidad de Harvard ha sido el encargado de resolver el mito de las canas y su relación con el estrés. Durante años, se ha relacionado la pérdida de pigmentación de los cabellos con la vejez, aunque también con el estrés y algunos episodios míticos de la historia así lo recogen. Sin embargo, nunca se había podido certificar hasta ahora con este estudio reciente sobre la relación del estrés y la aparición de las canas.

En este estudio se llegó a la conclusión de que las personas que empezaron a notar canas como consecuencia del estrés, pudieron revertir esta situación con tan solo disfrutar de unos días de descanso. Es decir, eliminar la fuente que causa estrés es la clave para evitar que aparezcan más canas. Ahora bien, no siempre es posible eliminar por completo lo que causa ese estado emocional.

Aunque sería lo ideal, la realidad es que no existe la posibilidad de coger vacaciones siempre que uno tiene un problema que causa estrés. Por lo que no es tan fácil deshacerse de ese problema. Lo que sí puedes hacer es mejorar lo que está en tu mano, buscar opciones para reducir ese estado nervioso e incorporar hábitos saludables que te ayuden a calmar ese reconcome asociado al estrés.

Acepta las canas como algo natural

El estrés y la salud

También tienes la opción de aceptar las canas como un proceso natural de cambios. Aunque estén causadas por un problema que te afecta emocionalmente, y debas tratar de buscar la solución por muchos motivos, entre ellos la salud, las canas no son un problema. Hoy en día las canas se lucen con orgullo, porque forman parte de uno mismo, de aceptar los cambios físicos naturales propios de la edad.

Si empiezas a tener canas, tienes varias opciones para gestionarlas. Primero, encuentra la fuente que causa tu estrés y trabaja para mejorar este estado emocional. Después, puedes elegir entre ocultar tus canas con tintes y remedios de peluquería a la mano de todos o puedes disfrutar de tus canas como parte de tu belleza. Lo importante, es que tú misma te encuentres bien, siempre que así sea, el color de tu cabello es lo de menos.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.