El decrecimiento, un camino a la sostenibilidad

Decrecimiento

En los dos últimos años desde que leer sobre sostenibilidad se ha convertido en algo habitual para nosotras, nos hemos enfrentado a muchos términos nuevos. Uno de los últimos ha sido «decrecimiento»,  un movimiento que llevó en los años 70 a diferentes economistas y teóricos a admitir que, al aumentar la producción de bienes y servicios, es inevitable incrementar también el consumo de recursos naturales.

En el contexto económico actual prima la necesidad de conseguir un mayor crecimiento y desarrollo. Pero, ¿y si abandonamos la ideal del crecimiento económico anual y dejamos de crecer para dar prioridad a un desarrollo social mas justo y ecológicamente sostenible?

¿Qué es el decrecimiento?

El concepto de decrecimiento hace referencia a una corriente de pensamiento que defiende la disminución regular y controlada de la producción, con la finalidad de establecer una nueva relación de equilibrio entre los seres humanos y la naturaleza.

Degrowth

Esta corriente surgió a finales del siglo XX de la mano del matemático y economista norteamericano Georgescu-Roegen en respuesta a las máximas del capitalismo. Hoy la teoría enunciada por este en su obra The Entropy law and the Economic Process (1971) forma parte de los cimientos del movimiento. Un movimiento político, económico y social que defiende que la sostenibilidad económica es compatible con la preservación de los recursos naturales.

Los pilares del decrecimiento abogan por abandonar la idea del crecimiento económico anual y buscar un nuevo instrumento de «medida de la riqueza». Uno que mas allá de tener en cuenta las riquezas medibles y que tienen un valor monetario, considere aspectos tan importantes como el bienestar social de la población y la conservación de los ecosistemas como indicador de prosperidad.

Hoy en día debiera considerarse el crecimiento rentable únicamente si sus efectos influyen positivamente en los recursos naturales, la condición social de esta generación y de las venideras. Y para ello el decrecimiento resalta la importancia de la autonomía, la autoorganización, la comunidad, el localismo abierto, el trabajo colaborativo y la felicidad.

Los pilares del movimiento

Aunque fuese el norteamericano Georgescu-Roegen el padre del decrecimiento, tal como ya hemos mencionado anteriormente, el conocido economista francés, Serge Latouche, fue quien definió los criterios básicos de la teoría en su obra “La apuesta por el Decrecimiento”.

Decrecimiento

Este propone una serie de soluciones que tienen en común su prefijo “re-”, que denota repetición o retroceso. Bautizado como el modelo de las 8R, hoy se sigue divulgando como pilar del decrecimiento.  ¡Descubre cuales son!

  • Reevaluar los valores actuales que son individualistas y consumistas y sustituirlos por ideales de cooperación económica y humanistas.
  • Reconceptualizar el estilo de vida actual que sacrifica el bienestar de la sociedad en favor de de un desarrollo económico que beneficia a unos pocos.
  • Reestructurar los sistemas de producción y las relaciones sociales en función a una nueva escala de valores redefinidos.
  • Relocalizar. Producir a nivel local -sin pretender instaurar un sistema de fronteras- para reducir el impacto generado por el transporte intercontinental de mercancías y al mismo tiempo simplificar la gestión local de la producción, produciendo lo esencial para satisfacer las necesidades de la población.
  • Redistribuir la riqueza.
  • Reducir el impacto de nuestra manera de producir y consumir.  ¿Cómo? Simplificando el estilo de vida. Disminuyendo tanto el consumo de productos tangibles como de productos intangibles y apostando por herramientas y técnicas fáciles de entender, intercambiables y modificables.
  • Reutilizar. Hacer un uso longevo de los productos.
  • Reciclar: Alargar el tiempo de vida de los productos para evitar el despilfarro

El decrecimiento es un movimiento muy interesante del que podréis encontrar numerosa información en la red si os habéis quedado con ganas de profundizar mas en sus ideas. En Bezzia únicamente os hemos abierto las puertas al mismo, para que si lo leéis por ahí como nos ocurrió a nosotras conozcáis sus pilares. ¿Creéis como este movimiento que hay que apostar por una forma de vida mas sencilla y un consumo mas responsable? ¿Qué no se entiende un desarrollo sin bienestar social?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.