El cuidado de la piel seca

Piel secaLa característica principal de la piel seca es que carece de la suficiente grasa y humedad. Esto hace de ella una piel muy sensible. Su aspecto es excesivamente terso, falto de elasticidad.

Este tipo de piel presentará con más facilidad arrugas sobre los labios, bolsas bajo los ojos y las llamadas patas de gallo.

Este resecamiento de la piel lo pueden provocar trastornos internos, externos y emotivos que pueden corregirse mediante la aplicación de cremas nutritivas y una correcta alimentación rica en frutas y verduras frescas. Hay que evitar el tabaco y las bebidas alcohólicas que resecan mucho el cutis y le quitan brillo.

A la hora de la limpieza del cutis es importante elegir una leche de formulación cremosa que además de limpiar hidrate la piel. Para pieles jóvenes (hasta los 30) recomiendo el uso de una crema limpiadora para piel seca con Aceite de semilla de frambuesa amarilla que nutrirá y reabastecerá la piel gracias a sus niveles altos de vitaminas y ácidos grasos. Para pieles un poco más maduras (de los 40 en adelante) recomiendo la limpiadora reafirmante que además de hidratar la piel seca, mejora su firmeza para así tratar las líneas finas y las arrugas.

A la hora de aplicar el tónico debemos elegir uno que no contenga alcohol ya que esta sustancia nos resecaría más la piel. Después de limpiar y tonificar el rostro hay que aplicar una crema hidratante de día adaptada a nuestras necesidades. Es imprescindible aplicarse la crema por la mañana antes de salir de casa para protegerla del viento, el frío, el sol, la polución…y de todos los agentes externos que puedan dañarla y lo más importante, colócate un bloqueador solar. Asimismo por la noche es imprescindible aplicar una buena crema nutritiva. Por la noche, mientras dormimos, es cuando la piel está más receptiva y es cuando más se regenera por lo que hay que ayudarla con un crema que le proporcione elementos hidratantes, nutritivos y regenerantes. Por la mañana la piel amanecerá suave, relajada y luminosa. No estaría de más aplicar una mascarilla hidratante una vez por semana y realizar una exfoliación una vez cada 15 días por lo menos para eliminar las células muertas.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *