El cuarto del bebé

Los colores claros son los más adecuados para la habitación de un bebe. Los colores amarillo, azul, verde, en tonos pastel tienen un efecto tranquilizador e iluminan el ambiente.

El recién nacido tiene un campo visual reducido de 20 a 25 cm., por eso lo mejor es colgar móviles encima de la cuna para que los pueda ver bien. Colocar un espejo irrompible en un costado de la cuna para estimular la visión y en donde el bebé pueda ver su cara. Los móviles mientras más colores tengan mejor, también se le puede colgar fotografías de la familia para que se vaya acostumbrando a sus rostros.

No te olvides que la habitación de un bebé, tiene que ser lo más cómoda y fácil para la movilidad de la madre. Una buena idea, es que pongas guardas en las paredes con muchos colores y objetos, es una manera de ir educando el ojo de tu bebé y hace que se desarrolle mucho más intelectualmente.

Utiliza cortinas de telas gruesas, si es que no tienes persianas. Acostumbra a tu hijo a los sonidos naturales que hay en una casa, así a la hora de dormir, no se levantará por cualquier sonido que haya y que tu tengas que postergar tus visitas porque él este dormido.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *