El compromiso en la pareja

Hay una serie de elementos que se pueden considerar básicos y esenciales en cualquier relación. Por una parte es la confianza, otro sería el amor y el último sería el compromiso. Sin estos pilares fundamentales es raro que una pareja pueda perdurar a lo largo del tiempo.

En el caso del compromiso suele haber bastante controversia y dudas, ya que no se sabe a ciencia cierta si el mismo es beneficioso para que una pareja sea haga más fuerte y perdure en el tiempo. En el siguiente artículo te hablamos del papel que tiene el compromiso dentro de la pareja y de si es realmente bueno para una relación.

En qué consiste el compromiso dentro de la pareja

Cuando se habla del compromiso se hace referencia a la voluntad que muestran dos personas de estar juntas dentro de una determinada relación. Podría considerarse como una especie de contrato que las dos personas aceptan de una manera voluntaria. El citado compromiso puede dar seguridad dentro de la pareja de que cada uno va a permanecer al lado del otro y que van a realizar determinados actos favorecen el bienestar de la propia pareja,

El compromiso a día de hoy implica una serie de cosas:

  • Ser fiel a la pareja y profesar amor eterno.
  • Pensar en mantener la relación a medio y a largo plazo. Ello implica abordar ciertos planes y objetivos que se van a llevar a cabo en el futuro como es el caso de formar una familia.

compromiso pareja

¿Es bueno el compromiso para la pareja?

A día de hoy existe cierta controversia sobre el hecho de comprometerse con la pareja, ya que puede conllevar a que se produzcan ciertos problemas en la misma. Son tres los elementos que pueden causar que el compromiso sea malo o boco beneficioso para el buen devenir de la relación:

  • El contrato social aceptado por las partes. A la hora de formarse una pareja hay un contrato implícito que se supone que las partes deben cumplir. Sin embargo a la hora de la verdad, puede ocurrir que cada uno piense de una manera distinta a la pareja lo que acarrea los primeros problemas.
  • Las expectativas que genera tal compromiso y que no se lleguen a cumplir. De manera general las partes dentro de una pareja intentarán en todo momento cumplir las expectativas y no defraudar a la misma. El problema surge cuando esto se hace a costa de las necesidades de uno mismo.
  • El control que supone sobre la pareja. Puede ocurrir que el compromiso genere una dependencia emocional tan grande que la otra parte se sienta con una falta de libertad evidente.

En definitiva, aunque el compromiso es algo que debe existir en la pareja, no debe convertirse en un elemento esencial como si ocurre en el caso de la confianza, el respeto o el amor. No hay que llevar al extremo al citado compromiso ya que la libertad es clave en cualquier tipo de relación saludable. Obsesionarse con el compromiso dentro de la pareja suele provocar que la relación se vuelva tóxica y esté avocada al fracaso.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.