El Coco

El aceite del coco aporta dosis muy elevadas de energía, ya que sus grasas combustionan y se convierten directamente en energía. Las propiedades del coco son tantas que la industria cosmética lo utiliza como antiséptico que previene infecciones bacterianas y fúngicas.

Además, sus grasas demostraron tener acción en el equilibrio del ph de la piel, transformando en menos acida la piel grasa.

El aceite de coco contiene acido laurico, unos de los componentes de la leche materna, que según se comprobó, le da a la piel tonicidad, protección suavidad y juventud gracias a su acción reestructurarte de las distintas capas dérmicas. Al ser de tan fácil absorción, al mismo tiempo suaviza a fondo las capas dérmicas y deja la piel ya no solo limpia sino también mas perfectas en su aspecto.

Un nuevo campo de investigación amplio las posibilidades del coco. Según investigaciones realizadas, su aceite produce una inmediata estabilidad emocional, actúa como relajante mental y físico y constituye un alivio para el desequilibrio hormonal de la menopausia.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *