El ciclo menstrual y su relación con la alimentación

Normalmente a la hora de realizar dietas o cambios en la alimentación hay un factor muy importante que se suele dejar de lado. Estamos hablando de los ciclos hormonales. En este sentido mujeres y hombres somos diferentes. Los ciclos de los hombres son de unas 24h, mientras que los de las mujeres son de unos 28 días. Por ello es erróneo pensar que las hormonas no afectan o que afectan por igual independientemente de tu sexo.

Es posible que hayas tratado de hacer dietas, cambiar de alimentación pero no hayas podido porque hay momentos en que tienes muchas más ganas de dulce o mayor apetito que en otros momentos. Eso se debe al momento del ciclo menstrual en que te encuentres. De manera que no luches contra tu naturaleza sino aprovéchala en tu favor para conseguir aquello que te propones.

Los ciclos de las mujeres son bastante complejos. Y por desgracia, suelen ser bastante desconocidos e incluso demonizados como si fueran una carga. Sin embargo, la realidad es que dependiendo del momento del ciclo en que nos encontremos podemos beneficiarnos para realizar unas u otras cosas de manera más satisfactoria: practicar deporte, ser más productivas, relajarnos, potenciar las relaciones con otras personas o  hacer cambios en la alimentación para conseguir una nutrición saludable sin sentirte mal y sin que se haga cuesta arriba.

Quizá pueda interesarte:

Cómo es el ciclo femenino

Normalmente, los ciclos femeninos, suelen durar entre unos 21 y 35 días dependiendo del cuerpo de cada mujer. Pero además, comienzan en torno a unos 100 días antes de que termine la menstruación ya que a cada folículo le cuesta ese tiempo madurar.

El ciclo femenino se cuenta desde el día 1 de menstruación de flujo completo hasta el siguiente día 1 de menstruación. Este ciclo consta de tres fases: Fase folicular, ovulación y fase luteal.

La fase folicular

Esta es la fase en que crecen los folículos y puede durar entre 7 y 21 días.

Ovulación

La ovulación en sí dura un instante, que es cuando rompe el folículo y es cuando somos más fértiles. Sin embargo sus efectos duran un día aproximadamente.

Fase luteal

En esta fase se desarrolla el cuerpo lúteo y dura entre 10 y 16 días. En esta fase, el folículo que se rompe comienza a formarse y transformarse en el cuerpo lúteo. Ese folículo se convierte en una glándula nueva, metabólicamente completa y vascularización completa. Algo que solo las hembras de los mamíferos pueden conseguir.

Qué es mejor hacer en cada una de sus fases

Clases de yoga

Los dos primeros días del ciclo son los primeros días de menstruación, no contamos como primeros días los de manchado leve sino a partir del primer día en que baja la regla. En estos días, todas las hormonas bajan, es por ello que nos podemos encontrar más apáticas y al mismo tiempo más relajadas y sensibles. Es un momento perfecto para pensar en ti, conectar con nosotras mismas y reflexionar sobre las cosas que nos han pasado o sobre las que queremos hacer.

A partir del día 3 las hormonas del estrógeno, la progesterona, la testosterona y estradiol comienzan a subir y por tanto comenzamos a tener más ganas de socializar, no estamos tan sensibles, etc. En los días que siguen al tercero y hasta el momento de la ovulación, cada vez estaremos más motivadas y con más energía. Es el momento adecuado para hacer deporte y ser productivas en el trabajo. Además es el momento del ciclo en que nuestro organismo nos pide menos comida así que es el momento perfecto para comenzar un cambio en la alimentación.

El momento álgido del ciclo es el día de la ovulación. Este día es cuando nuestras hormonas están en su punto más elevado y es cuando más energía tenemos y cuando estamos de mejor ánimo. Es el momento de hacer esos retos que queremos conseguir, momentos fuertes.

A partir de este momento las hormonas van a volver a ir bajando poco a poco hasta el punto bajo que es la menstruación.

Hay una hormona que sube de golpe y es la progesterona. Ésta es la responsable de nuestra tranquilidad y también está relacionada con la resistencia a la insulina. Gracias a esta hormona este es el mejor momento para afianzar lazos con la gente que quieres y en realizar actividades artísticas que te enriquezcan. También es un momento en que necesitamos dormir un poco más y dormimos mejor debido a la progesterona.

En este momento es normal sentir mayor apetencia debido a que nuestro organismo está haciendo un trabajo muy importante como es crear una glándula endocrina temporal que se forma a partir del folículo vacío después de la ovulación en menos de 24h. Esto requiere de mayor energía y por eso sentimos más hambre.

¿Cómo comer dependiendo de cada momento del ciclo menstrual?

A partir del tercer día del ciclo, y gracias a los estrógenos nuestro apetito disminuye y es más fácil reducir o eliminar el picoteo entre horas. La apetencia de dulce también se ve reducida y por ello es un momento perfecto para comenzar un cambio en nuestra alimentación y eliminar de la misma productos refinados, azúcares y ultraprocesados en general. También es un momento adecuado para reducir la ingesta de carbohidratos si decides comenzar una alimentación low carb.

A nuestro organismo le resultará más sencillo en esta fase utilizar la grasa como combustible principal en vez de los carbohidratos o azúcares. Por ello reducir este tipo de alimentos en esta fase del ciclo puede ser muy beneficioso para bajar esos kilos que nos sobran.

Además, las grasas son el alimento que permite un correcto desarrollo de nuestras hormonas ayudándonos en este momento a la producción de progesterona que favorece la desinflamación producida por la menstruación.

En la fase luteal, como hemos visto, es normal sentir un mayor apetito porque nuestro cuerpo está realizando un mayor esfuerzo. No es bueno ni saludable ser muy estrictas con nostras mismas en este momento.

En este momento presentamos, en concreto, más apetencia por el dulce y las calorías. En estos días debemos darle a nuestro cuerpo lo que nos pida pero centrándonos en comida real: chocolate negro puro, fruta, carbohidratos saludables, almidón resistente etc.

Quizá pueda interesarte:

De manera que si estás planteándote un cambio en la alimentación, o lo has intentado otras veces sin conseguirlo, ya sabes cómo ayudarte conociendo un poco más el organismo femenino y sus ciclos hormonales.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.