El chocolate también será un aliado para tu belleza

Chocolate para la piel

El chocolate es uno de esos alimentos que nos encantan y que tomamos muy a menudo por su estupendo sabor. Pero debemos conocer también sus propiedades, las cuales son muy buenas si hablamos del chocolate negro y natural. Estas propiedades no solo nos pueden ayudar cuando lo comemos, sino que también se han mostrado eficaces a la hora de cuidar nuestra belleza desde fuera.

Vamos a ver cuáles son las propiedades del chocolate cuando lo utilizamos en los tratamientos de belleza. Debemos saber cómo usarlo y qué nos puede aportar como aliado de belleza para nuestra piel y nuestro cabello porque cada vez son más los centros en los que se utiliza como base para tratamientos de belleza.

Cómo se usa el chocolate en belleza

A la hora de utilizar el chocolate en belleza debemos tener claro que no vale cualquier tipo de chocolate. Es importante que compremos un chocolate que sea negro, porque tiene mayor proporción de cacao y por lo tanto mayor valor nutritivo, pero también debe ser lo más natural posible para que conserve todas sus propiedades. Los chocolates ecológicos son siempre los mejores, porque sus ingredientes son naturales y se han cuidado en su elaboración.

Por qué usar el chocolate en belleza

Chocolate

El chocolate nos puede aportar estupendas cosas en nuestra rutina de belleza. Tiene muchos antioxidantes y por ello se utiliza para rejuvenecer la piel, siendo este uno de sus beneficios más importantes. Pero también es un alimento que nos ayuda a mantener hidratada y suave la piel. Su contenido en vitamina B y biotina también hace que sea un ingrediente ideal para el cabello.

Exfoliante con chocolate

El chocolate puede utilizarse para crear un exfoliante de gran calidad, que deje nuestra piel suave y lista para hidratar. Podemos fundir un poco de chocolate y añadir un poco de azúcar moreno o incluso avena, que también sirve como exfoliante ligero. Crearemos una pasta que será la que utilizaremos sobre la piel. El chocolate es muy nutritivo, por lo que es un gran ingrediente para crear un exfoliante suave y respetuoso con la piel. Es ideal para el rostro pero también se puede utilizar en el cuerpo.

Chocolate como mascarilla para la piel

Chocolate para la piel

Uno de los usos más frecuentes que se hacen con el chocolate es el de usarlo como una mascarilla para la piel. En estos casos se utiliza chocolate de calidad, se funde y se aplica a una temperatura agradable sobre el cuerpo con un ligero masaje. Se deja actuar para que la piel pueda absorber esos antioxidantes del chocolate. No solo hidrata la piel sino que también ayuda a mejorar la circulación. Tras una mascarilla de chocolate notaremos la piel más suave y más limpia, con efecto rejuvenecedor. Aunque en lugares como los spas se aplica sobre todo el cuerpo, si vamos a hacer una mascarilla en casa es más cómodo aplicarla solamente en el rostro.

Chocolate para suavizar e hidratar el cabello

El cabello también puede recibir cuidados con el chocolate. Utiliza este ingrediente para hacer que el cabello esté mucho más suave. No suele recomendarse para los cabellos que son finos o demasiado lisos ya que el chocolate lo que hace es nutrir el pelo. Es perfecto para los cabellos que son secos y para los cabellos rizados y abundantes. El resultado es un pelo más nutrido e hidratado gracias a la mascarilla de chocolate. Se aplica cuando ha quedado fundido. Es difícil de quitar el chocolate, por lo que se recomienda hacerlo antes de la ducha para poder retirarlo después con agua y champú. Notaremos el cabello más nutrido y suave tras su aplicación.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.