El árbol de té y sus usos en belleza

Aceite de árbol de té

Puede que muchos hayáis oído hablar del aceite del árbol de té, y de sus grandes propiedades. Este aceite es cada vez más famoso, porque se utiliza para la belleza con múltiples usos, y ya es un habitual en muchos neceseres de belleza, para aumentar las propiedades de otros cosméticos como las cremas o los champús. Hay que conocer en profundidad este aceite y sus propiedades para saber si es el adecuado para cada persona.

Las propiedades de este aceite son variadas, y por eso puede que solo sea útil en determinados casos. No porque se haya puesto de moda tenemos que correr a comprarlo, ya que puede no ser útil para lo que nosotros lo necesitamos. No obstante, tiene muchas ventajas que vale la pena repasar para disfrutar de un poco de belleza natural.

Origen del árbol de té

Aceite de árbol de té

Este árbol no se debe confundir con otros de los que se sacan las hojas comunes de té, ya que se trata de un árbol pequeño o arbusto que crece exclusivamente en la costa de Australia. El árbol es la Melaleuca Alternifolia, nativo de Australia, que solo se da en terrenos húmedos y pantanosos de Nueva Gales del Sur. Al parecer los aborígenes ya utilizaban sus hojas para hacer infusiones, para aplicar sobre la piel o para mezclarlas con barro tratando heridas, quemaduras y otros problemas, debido al gran poder antiséptico que tiene.

Propiedades del árbol de té

Aceite del árbol de té

Este planta destaca principalmente por la capacidad que tienen las sustancias químicas de sus hojas para matar bacterias y hongos y reducir alergias. Tienen un gran poder antiséptico, antibiótico y cicatrizante, por lo que se pueden utilizar tanto para mejorar la salud como para prevenir o en tratamientos de belleza. En realidad, son muchos los champús y productos que utilizan aceite concentrado para tratar problemas como la caspa, añadiendo este ingrediente a sus artículos cosméticos. No obstante, no ha sido hasta muy recientemente cuando se ha popularizado y es fácil encontrarlo en forma de aceite esencial en varias tiendas.

Usos en belleza

Aceite de árbol de té

Uno de los usos más comunes que se le da a este aceite esencial es el de tratamiento del acné. Combatir un problema como el acné debe hacerse con los productos adecuados para no agravarlo. La piel debe limpiarse de impurezas, y lo que mejor funciona en estos casos son productos naturales, sin efectos secundarios, que además tengan un gran poder antiséptico para desinfectar la piel. Para ello este aceite es perfecto, y se aplican unas gotas en un algodón impregnado en algo de agua para limpiar la piel cada día. Si nos ha salido algún granito que se desee combatir, se puede incluso aplicar una gota de forma directa, dejando actuar. También se puede hacer una mascarilla de arcilla con unas gotas de aceite mezcladas, para mejorar el efecto sobre la piel con acné.

Aceite de árbol de té

No solo es un buen producto para la piel, ya que también tiene otros efectos como cicatrizante o para las irritaciones. No obstante, también se puede utilizar para el cabello, o más concretamente para el cuero cabelludo. Si tienes caspa suele ser porque se produce una reacción en la piel de un hongo que hace que se regenere más rápidamente. Esto se puede tratar con productos que acaben con estos hongos presentes en el organismo que se activan de alguna manera bajo condiciones de estrés que bajan nuestras defensas. Además, también ayuda a regular las glándulas sebáceas, por lo que es bueno para los cabellos grasos. Para aplicarlo más fácilmente, se pueden mezclar unas gotas en el champú de siempre y aplicarlo de manera normal a diario, para ir notando los efectos. Con cuatro o cinco gotas será más que suficiente para notar una mejoría en el cuero cabelludo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *