Ejercicios y estiramientos para el cuello

Estiramiento de cuello

Hoy más que un entrenamiento en sí, nos vamos a dejar llevar por una serie de ejercicios o estiramientos para el cuello. Porque como bien sabemos, es una de las zonas más complicadas, que pueden sufrir y mucho. El dolor cervical o incluso los mareos por este motivo están a la orden del día en nuestras vidas.

Por eso, si está en nuestras manos el prevenirlos o mejorarlos, nada mejor. Por eso, debemos tener en cuenta que existen una serie de ejercicios con los que conseguiremos relajar más el cuello. Ya que algunos problemas de las cervicales están relacionados con las contracturas . ¿Comenzamos?

Estiramientos para el cuello de forma lateral

Este ejercicio es uno de los más conocido y además, también lo podemos encontrar en varias formas. Una de ellas es que podemos realizarlo sentado, dejando los brazos hacia abajo y los hombros también. Si hacemos una poco de fuerza en ambos lugares, mejor. En ese momento debes inclinar el cuello hacia un lado, como si la oreja quisiera tocar la parte del hombro. Es importante que no fuerces nunca y que hagas el ejercicio con suavidad. Lo irás haciendo hacia el lado derecho y luego izquierdo o viceversa.

Ejercicios para cervicales

Claro que otra de las variantes de estos estiramientos para el cuello es hacerlo con la ayuda de la mano. En lugar de dejar los brazos hacia abajo, sujetamos la cabeza con la mano hacia el lado donde queremos estirar. Luego permaneceremos unos segundos así para cambiar hacia el otro lado. No hagas tampoco mucha presión con la mano, simplemente es una ayuda.

Giros de cabeza suaves

También podemos alternar los ejercicios o estiramiento para el cuello anteriores con este. Es de lo más sencillo porque tienes la opción de poder realizarlo tanto sentado como de pie. En ambos casos la posición de inicio es similar porque necesitamos tener los brazos hacia abajo y también los hombros. Una vez listo, es el momento de decir que no con la cabeza. Es decir, que haremos un giro hacia un lado y luego, al otro. Todo ello de manera lenta para evitar mareos indeseados. Es una manera perfecta de activar la musculatura de la zona del trapecio.

Estira cuello y recoge barbilla

Como no podía ser menos estamos ante otro de los ejercicios más fáciles de realizar. Se trata de mantener el cuerpo recto, es decir, que la parte del pecho no se puede mover. A partir de ahí, lo que sí se moverá es el cuello y la barbilla. Porque haremos un movimiento de cuello hacia delante. Nos imaginamos que tenemos un cuello de goma y queremos estirarlo lo máximo posible hacia delante, pero no hacia abajo. Ojo con no mover el resto del cuerpo. Cuando lo hayamos estirado, es el momento de recoger ese cuello y lo haremos hacia atrás dejando que la barbilla se pegue por completo a él.

La columna necesita también ser estirada

Aunque nos centramos en la parte del cuello, es cierto que la columna también va unida y necesita que la tomemos en cuenta. Son muchos los ejercicios que podemos hacer para ella, pero en este caso lo que vamos a intentar es que los movimientos vayan unidos y pensados también para nuestro cuello. Así que, debes ponerte completamente recto. Es decir como si un hilo estuviera tirando por ti de tu cabeza hacia arriba. En este caso necesitamos estirar la espalda y cuello pero todo sin forzar, aunque cuanto más podamos hacerlo mejor. Luego relajamos y volvemos a la posición inicial. El cuello irá recto y para eso, el mentón va un poco hacia abajo como si quieras marcar la papada. ¿Lo tienes? Entonces realiza varias repeticiones y notarás el cambio.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.