Ejercicios sin impacto, perfectos para cuidar de tus articulaciones

ejercicios cardio pesas

Si quieres hacer deporte pero tienes miedo de hacerte daño en las articulaciones, toma nota de nuestros ejercicios que te ayudarán a bajar de peso de manera segura y saludable.

Es muy importante incluir en nuestra rutina diaria o semanal, según el tiempo del que dispongamos, un poco de ejercicio de cardio o ejercicio aeróbico, ya que es la actividad física que te ayuda a trabajar los grandes grupos musculares de tu cuerpo. Sigue leyendo para descubrir cuáles son esos ejercicios.

El ejercicio es de vital importancia, en este caso, el ejercicio aeróbico sin salto, nos ayuda a mantenernos en forma y no nos provoca daños en las articulaciones porque no hay momentos de impacto. Ten en cuenta que la Organización Mundial de la Salud, la OMS, recomienda dedica al menos 150 minutos semanales a practicar ejercicios de este tipo, porque así nuestro estado físico se mantiene en buen estado mientras envejece.

Los ejercicios de cardio, además, no sólo nos ayudan a mantener una buena salud en general, también es importante tomarla muy en serio cuando tenemos un exceso de peso en nuestro cuerpo. Quien padece obsesidad, debe cuidar su alimentación y ampliar la actividad física hasta conseguir un peso saludable según su edad, constitución y género.

Beneficios de los ejercicios sin impacto en las articulaciones

Los ejercicios de bajo impacto ayudan a mantener nuestras articulaciones intactas, ya que son movimientos suaves y muy controlados que permiten realizarlos sin poner en peligro nuestra salud.

Suelen ser ejercicios donde se disminuye la presión en las articulaciones, los cuales son los que más sufren con ejercicios y deportes regulares, como pueden ser correr, saltar, jugar a fútbol, realizar baloncesto o volley-ball.

5 ejercicios que cuidarán de tus articulaciones

A continuación te contamos unos ejercicios ideales para que te ayuden a ponerte en forma sin poner en peligro la salud de tus articulaciones.

Natación

Siempre se ha marcado a la natación como un ejercicio o un deporte muy saludable y al mismo tiempo, muy intenso que nos permite adelgazar mientras disfrutamos de unos largos.

Está considerado uno de los ejercicios más completos que podemos realizar, ya que utilizamos todas las partes de nuestro cuerpo y al estar dentro del agua nuestras articulaciones no sufren ningún impacto. Esto ocurre porque el agua reduce la presión sobre el cuerpo y al soportar nuestro peso amortigua cualquier movimiento más brusco o tosco. Además, hay que recordar que dentro del agua siempre somos más ligeros puesto que flotamos.

Se estipula que nadar media hora de forma continuada nos ayuda a consumir una media entre 220 a 270 calorías. Es un deporte ideal para quemar grasa al mismo tiempo que tonificamos los músculos.

Aqua Fitness

El aqua fitness puede ser muy buena solución si no te gusta nadar ya que combina el ejercicio aeróbico de la natación junto a actividad de resistencia que se hace de pie y dentro de una piscina. Este ejercicio normalmente la dirige un entrenador o instructor de natación ya que es el que marca los movimientos, las repeticiones y la intensidad.

Sin embargo, si no quieres asistir a clases, puedes caminar en el agua, una actividad que requiere más esfuerzo y por lo tanto se queman muchas más calorías que caminando de forma habitual en la calle.

Este deporte, busca quemar energía y sobre todo, deshacerse de las reservas de grasa, más que quemar los carbohidratos, como ocurre con la gran mayoría de ejercicios aeróbicos, por lo tanto, si quieres deshacerte de tus reservas de grasa, apunta este ejercicio.

Remar

Continuamos con el agua, pero esta vez en su superficie. Remar es una actividad muy satisfactoria para quien la realiza, ayuda a ejercitar todas las partes del cuerpo y ayuda a mantener una buena figura y peso saludable.

Es un ejercicio de bajo impacto ya que mantiene protegidas las rodillas. Remar exige además, que todas las partes del cuerpo desde los brazos hasta las piernas, incluidos pectorales y abdominales trabajen de forma intensa.

Si no tienes acceso a remar en un río, lago o el mar, puedes utilizar la máquina de remo que encontrarás en el gimnasio. No es casualidad que en todos o la gran mayoría de gimnasios apuesten por tener esta máquina entre sus máquinas para ejercitarse.

Con este deporte, si remas una media hora a un ritmo moderado podrás quemar entre 260 y 300 calorías.

Elíptica

Una de las máquinas más demandadas en los gimnasios por ser una máquina que ejercita todo nuestro organismo. Se trata de una máquina compuesta por dos plataformas donde se colocan los pies y dos agarraderas grandes para sujetarse con las manos. Se conoce también como bicicleta elíptica, y es perfecta para realizar un ejercicio cardiovascular completo y exigente, ya que permite aumentar la intensidad y la fuerza del movimiento sin poner en peligro las articulaciones.

El sistema de esta máquina funciona a base de unas poleas internas que amortiguan el impacto de cada paso y a la vez, obligan a mover los brazos al mismo tiempo que se mueven las piernas. Esta máquina gusta mucho ya que puede aumentarse la intensidad y el gasto calórico se sitúa entre 550 y 650 calorías en una hora de ejercicio.

Yoga

Por último, te hablamos del yoga, un deporte que a lo largo de los años ha cogido cada vez más adeptos. Quien lo prueba no logra desengancharse por los grandes beneficios que le aporta.

El yoga es un ejercicio que nos ayuda a fortalecer los músculos y reducir la grasa corporal. Se trabaja mediante la relajación y las posturas de estiramiento que requieren de bastante flexibilidad, pero no te preocupes, la flexibilidad se va ganando con el tiempo. Además, aunque parezca que no sea un ejercicio apto para quemar grasa, existen diferentes tipos de yoga que nos ayudan a quemar grasa.

Ashtana yoga

En esta modalidad de yoga, se realiza una secuencia de posturas que donde se trabaja al mismo tiempo resistencia y flexibilidad en coordinación con la respiración. Se ejercita el cuerpo con mucha intensidad y proporciona además, los beneficios del yoga convencional. Nos ayuda a liberar estrés, relajación y una perfecta conexión espiritual.

Una clase de Astana yoga nos ayuda a quemar una media de 320 y 400 calorías.

Bikram yoga

En esta disciplina de yoga, se realiza la actividad en un cuarto donde las temperaturas pueden llegar hasta los 40º, por lo que la sudoración durante esa hora de clase es muy alta. El ejercicio se centra en realizar una rutina de 26 posturas que constituyen una secuencia que siempre se repite. En una sesión de Bikram yoga podemos perder una media de 600 calorías si se realiza con alta intensidad.

Power yoga

La última modalidad que os contamos, es parecida a la de la Ashtana yoga, sin embargo aquí se realiza mayor movimiento aeróbico, por lo que muchos puristas del yoga no lo consideran ni siquiera una modalidad.

Se realizan posturas continuas pero muy sostenidas, por lo que se aumenta la concentración y la fortaleza del cuerpo. Si quieres animarte a practicarla, puedes llegar a quemar una media entre 300 y 400 calorías en una sesión de una hora.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.