Ejercicios realistas para mamás ocupadas

madre ocupada haciendo ejercicio con su bebe

Puedes admitirlo, no es fácil tener el tiempo que se necesita cada día para poder hacer ejercicio. Una dieta saludable es un buen comienzo, pero no es suficiente. Necesitas moverte más, y no nos referimos a salir corriendo a llevar a tus hijos al cole, luego ir al trabajo, luego ir a la compra… Nada de eso, nos referimos a hacer ejercicio.

Todas las madres hacen malabares diariamente con el trabajo, los niños, los amigos, la familia y las tareas domésticas, y en algún lugar, entre todas esas demandas, ¡también debemos cuidarnos a nosotras mismas! Parece imposible…

Pero tu propio bienestar no puede estar situado en segundo plano. No puedes tener el tiempo de “sobra” familiar o acabarás sin tener ni un minuto para ti nunca. Quizá de lo que no te des cuenta es que al marcar tu bienestar en la última casilla de la lista de tareas pendientes, solo estarás acercándote a un agotamiento físico y mental que acabará pasándote factura. En tus manos está cambiar esto y comenzar a hacer ejercicio, además de mantener una dieta que vaya bien a tu salud.

madre ocupada haciendo ejercicio

Consejos de ejercicios realistas si eres una mamá ocupada

  • Haz ejercicio temprano por la mañana. No esperes hasta la tarde para hacer ejercicio porque estarás cansada, mucho por hacer y tus hijos necesitarán ir al parque, luego un baño y más tarde la cena. Si puedes, intenta levantarte una hora más temprano por la mañana y haz ejercicio. Así cuando comiences tu día, ¡ya tendrás tu ejercicio hecho!
  • Ten un gimnasio en casa. Las cuotas al gimnasio pueden ser caras, además si vas y vienes también pierdes un preciado tiempo que tus hijos necesitan a tu lado. ¡Es fácil (y más conveniente) crear tu propio gimnasio en casa, y no tienes que pagar una cuota mensual! Todo lo que necesitas para comenzar es: una colchoneta, algunas mancuernas y, tal vez, una cuerda para saltar. A medida que te pongas en forma, puedes construir tu equipo dependiendo de tus intereses.
  • Involucra a los niños en el ejercicio. Puedes conseguir que tus hijos hagan la rutina de ejercicios contigo y así puedes ganar doble tanda de puntos: hacer ejercicio y tus hijos están contigo. Te sorprenderás cuánto puedes reír al lado de tus hijos, ¡y estaréis abogando todos por una vida saludable!
  • Ejercicio durante todo el día. Si simplemente no tienes suficientes horas para dedicar una hora entera a hacer ejercicio, ¿por qué no distribuir tus ejercicios a lo largo del día? ¡Corre mientras te pones al día con los correos electrónicos, haz sentadillas mientras preparas la cena y haz algunos abdominales mientras los niños chapotean en el baño!
  • Encuentra la motivación descargando una aplicación de fitness. Gracias a las nuevas tecnologías existen muchas aplicaciones para tu móvil que te pueden ayudar a mantener la motivación en el ejercicio y también te pueden ayudar a entrenar cada día con guías de ejercicios. Es como tener un entrenador virtual en tu móvil.

¿Ya sabes cómo vas a hacer tu ejercicio a pesar de tu tiempo limitado?


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.