Ejercicios para hacer con las pesas en los tobillos

Rutina de pesas tobilleras

Las pesas en los tobillos se han convertido en uno de los accesorios más buscados. Parece que se han puesto de moda y es cierto que son muy aconsejadas para trabajar un poco más la cara interna de las piernas, tonificarlas o mejorar su fuerza y mucho más. Ya que añadirán más esfuerzo en cada movimiento que hagamos. Pero ojo, siempre debes tener cuidado con el peso que les pones para evitar las lesiones.

Lo cierto es que son muy prácticas y con ellas podrás ejercitarte en casa, fácilmente. No están indicadas cuando hablamos de las disciplinas aeróbicos que todos conocemos como puede ser salir a correr. Así que, si apuestas por estas pesas, solo tendrás que hacerte una rutina como la que sigue y comenzarás a ver grandes resultados antes de lo que esperas.

Pesas en los tobillos: Patada de glúteo

Uno de los primeros ejercicios que podemos hacer es este. Se trata de la denominada patada de glúteo porque para comenzar, echaremos hacia atrás una pierna a modo de patada. Eso sí, partiremos de la posición de cuadrupedia, sujetándonos con las palmas de las manos en el suelo, los brazos estirados y la espalda recta. Las rodillas tocan el suelo y como decimos, tendremos que echar una pierna hacia atrás para luego ir intercambiando a la otra. Recuerda que al volver a doblarla o al recogerla puedes llevarla hacia el pecho para volver a estirarla. Realiza varias repeticiones con cada pierna.

Elevación de piernas

Es cierto que un ejercicio como este tiene alguna que otra variante. Puedes realizarlo de pie, apoyándote en una pared o simplemente acostado. Si optar por esta última opción tienes que tumbarte sobre un lado y apoyar bien el cuerpo al suelo, ayudándote del brazo para estabilizarte. Es el momento de elevar la pierna contraria, para bajar luego despacio. Lo mismo que en el anterior ejercicio, es conveniente realizar varias repeticiones y luego cambiar de lado. Si lo realizas de pie hay que tener cuidado con la cadera y el cuerpo para que no se desplace. Así que, mantendrás una posición recta y separarás hacia un lado la pierna que estás trabajando, pero sin desplazar ninguna otra parte de tu cuerpo como mencionamos.

Sentadilla búlgara

Apoya una silla contra la pared para que así quede bien segura. Ahora ponte de espalda a ella y apoya la parte superior del pie, flexionando la pierna sobre el asiento. El cuerpo queda recto y la otra pierna, sobre la que está el peso, también. Para comenzar con la sentadillas tenemos que flexionar la pierna que tenemos estirada pero sin que la rodilla supere a los dedos de los pies. Cuando hayas hecho varias flexiones con una pierna, debes cambiar a la otra.

Estiramiento de piernas

Otra de las opciones más sencillas que tenemos es esta. Simplemente nos tumbaremos sobre una colchoneta boca arriba. Con las pesas en los tobillos flexionaremos las rodillas para hacer un ángulo de 90º. Ahora solo tenemos que estirar hacia arriba las dos piernas para volver a flexionarlas. Seguro que al principio te costará un poco pero siempre puedes hacer menos repeticiones.

Abdominales

No podíamos dejar pasar la oportunidad de hacer unas abdominales con las pesas en los tobillos. Son otra de las grandes ideas para cargar un poco las piernas y tonificarlas mientras hacemos lo propio con nuestro abdomen. De ahí que tumbados como estábamos para el ejercicio anterior, volvemos a flexionar las piernas en ángulo de 90º. Es el momento de dejarlas elevadas y también debemos de hacer lo propio con el cuerpo. Recuerda que las manos no tiran del cuello en ningún momento y tampoco no intentaremos llevar hacia delante, sino que será el cuerpo el eje de dicho movimiento. ¡Una buena rutina para comenzar tu entrenamiento!


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.