Efectos secundarios de los esmaltes de uñas

El hecho de realizarse la manicura se ha convertido en todo un ritual para nosotras. Los miles de diseños que existen son aptos para cualquier tipo de mano, por lo que tenemos la tendencia de utilizar una gran cantidad y variedad de esmaltes. En ocasiones, abusamos de ellos porque queremos cambiar de diseño sin darnos cuenta que las uñas se nos debilitan y se tornan amarillentas.

El problema de cambiar de esmalte de uñas constantemente hace que las uñas sufran contacto continuo con el quitaesmalte o productos químicos. La acetona es un producto tóxico que se recomienda no utilizar más de dos veces por mes. Es más recomendable retocar la pintura cuando se cuartee que despintarla y volverla a pintar, ya que evitaremos el uso de la acetona. A la hora de elegir un quitaesmalte lo mejor es que escogas uno que no contenga acetona, ya que es un producto tóxico.

La mayoría de esmaltes contienen sustancias tóxicas, sin ir más lejos, si te fijas a la hora de pintarlas debes hacerlo en un ambiente con ventilación para evitar el fuerte olor. Entre los productos tóxicos de los esmaltes de uñas estan el DBP, una toxina que produce problemas de riñon y que además no es recomendable para las embarazadas, Tolueno, un producto tóxico que afecta al sistema nervioso y el formaldehído, un compuesto que puede crear enfermedades importantes como el cáncer, por ser constantemente respirado.

Tranquilas, que no cunda el pánico que esto que te contamos no es una amenaza de muerte, pero si es verdad que las uñas son una superficie permeable que absorbe las sustancias que contienen las lacas. Sin embargo, hay marcas de cosmética que ofrecen lacas ecológicas que sustituyen los productos que hemos mencionado por unos menos dañinos, por lo tanto fíjate bien a la hora de elegir tus esmaltes.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *