Efectos nocivos de vivir en una casa desordenada

Vivir en una casa desordenada

El estado de tu casa (especialmente una casa desordenada) no es más que un reflejo de tu propio estado de salud mental. Una cosa lleva a la otra y se convierte en un círculo vicioso del que es difícil escapar. Cuando dejas de cuidar tu casa, pierdes el interés por cuidar de ti misma. Y poco a poco vas acumulando trastos, dejas de colocar las cosas en su lugar y tu hogar se convierte en un espacio caótico.

Lo que te lleva a sufrir los efectos nocivos de vivir en una casa desordenada, que no son pocos y tienen efectos importantes sobre tu salud. Si quieres conocer más sobre cómo el estado de tu casa puede afectar a tu vida personal desde el plano emocional, no te pierdas todo lo que te contamos a continuación. Porque no hay mayor motivación que descubrir que uno mismo es la causa de sus propios problemas, ya que así, tendrás en tu mano la forma de solucionarlos.

¿El desorden está ligado a la personalidad?

Jóvenes y relaciones

Algunas personas son por naturaleza ordenadas, tanto en su día a día, como en la organización de los cajones. Otras en cambio esconden trastos ancestrales en cualquier espacio de la casa, sin pensar cómo ello provoca un caos doméstico que se traslada a otros aspectos de la vida. Esto parece estar relacionado con la personalidad y curiosamente, aquellos que son más introvertidos tienden a ser más desordenados en casa que los que gozan de una personalidad más abierta y extrovertida.

Al parecer, las personas con personalidad introvertida se preocupan más por el interior y dejan de lado los aspectos externos, tanto a nivel físico e imagen personal, como a nivel de organización del hogar. En cambio, las personas extrovertidas tienden a conectar más fácilmente con el aspecto externo de las cosas y por ello disfrutar en espacios ordenados y bonitos.

En cualquier caso, más que una cuestión estética o de personalidad, dedicar tiempo al hogar es importante en diversos aspectos. Hoy, en lugar de enumerar los aspectos positivos de tener una casa limpia y bonita, vamos a descubrir cómo vivir en una casa desordenada puede ocasionar efectos nocivos en tu salud.

Dificultad para mantener la concentración

Cuando tienes la casa desordenada es muy complejo mantener la concentración en una sola cosa, porque el espacio está tan lleno de estímulos que es prácticamente imposible que el cerebro pueda eliminarlos. Por ello, cualquier tarea que quieras realizar se volverá más compleja, lenta y tediosa, siempre que tengas problemas para concentrarte en tu espacio de trabajo.

Problemas de convivencia

Problemas de convivencia

Si vives sola, tener una casa desordenada solo te traerá problemas contigo misma. No obstante, la mayoría de las personas convive con pareja, compañeros, amigos, hijos o familiares. En definitiva, un hogar habitado por más de una persona, es un foco de discusiones siempre que este se mantenga desordenado. Para evitar conflictos es fundamental contar con una buena organización y una clara estrategia de limpieza.

Estrés, ansiedad y problemas emocionales

Tu casa debe ser un templo de descanso cuando llegas del trabajo o de cumplir tus obligaciones. La cuestión es que el orden y la limpieza son aspectos fundamentales que ayudan a que una casa se convierta en un espacio seguro, y no al contrario. Cuando dejas que el caos campe a sus anchas, provocas un sinfín de problemas emocionales que empiezan por un sentimiento de culpabilidad, rechazo hacia ti misma y tu falta de compromiso.

Otros efectos de vivir en una casa desordenada

Además de problemas emocionales o de convivencia, vivir en una casa desordenada puede ser a niveles de salud, un gran problema. En los rincones donde no se puede limpiar bien, pueden proliferar todo tipo de hongos y bacterias causantes de diversas infecciones y enfermedades. Los ácaros de los tejidos pueden provocarte alergias, así como otros seres pueden causar graves problemas de salud.

Dedica un tiempo cada día a ordenar tu casa, deshazte de todo aquello que no necesites para que la tarea sea más fácil. Si tienes problemas para mantener el orden, es fundamental evitar caer en la acumulación. Comienza poco a poco y cada día ve limpiando una zona de tu casa. Así, tú misma te irás motivando a tener un espacio limpio, ordenado y libre de estímulos negativos que te impidan vivir en paz y armonía.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.