Efectos del estrés en tu salud

El estrés es algo que puede sernos útil durante cortos periodos y para realizar acciones concretas, pero a largo plazo se convierte en algo que incide en nuestra salud de varias formas. Dependiendo de la persona, encontraremos unos u otros síntomas, pero lo que está claro es que el estrés es uno de los grandes males de la sociedad actual, el cual debe afrontarse y tomarse como lo que es, una enfermedad cuando comienza a afectar a nuestra salud.

En ocasiones notamos algunos cambios y no sabemos el por qué. Si no hay ninguna razón física, los médicos siempre buscan el factor psicológico, el cual influye mucho en nuestra cuerpo. Ambos van unidos y la salud como tal solo se consigue con el bienestar físico y psicológico. De ahí que el estrés crónico deba tratarse como una enfermedad, ya que es el origen de muchos problemas en nuestra salud.

Cómo funciona el estrés

El estrés funciona en nuestro cerebro de una forma muy concreta, y de hecho está ahí para ayudarnos a adaptarnos a situaciones concretas en las que hay que reaccionar, pero no a largo plazo. Lo mismo ocurre con la tristeza o la ira, en momentos puntuales son adaptativos y nos ayudan a salir adelante, pero a largo plazo se convierten en un trastorno. El estrés comienza en el hipotálamo, que capta lo que nos rodea y actúa en consecuencia, con la intención de hacernos escapar de aquello que nos agobia. Quienes liberan la hormona del estrés son la glándula pituitaria y la corteza suprarrenal. Estas hormonas son los glucocorticoides, que a corto plazo nos ayudan, pero a largo plazo terminan teniendo consecuencias en nuestro cuerpo.

Cómo el estrés afecta al cuerpo

Hay muchas consecuencias del estrés en nuestro cuerpo. Desde taquicardias hasta una respiración agitada y problemas estomacales, desde náuseas a malas digestiones o úlceras en el estómago. Nuestro cuerpo reacciona por completo y las consecuencias son diferentes en cada persona, pero todas son susceptibles de sufrir esta clase de consecuencias.

Otros problemas derivados del estrés pueden ser la caída continuada del cabello, ya que se debilitan los folículos, la obesidad o por el contrario la pérdida extrema de peso  y cambios en la menstruación. También se debilita nuestro sistema inmunitario, por lo que seremos más propensos a tener herpes, gripes y virus.

Cómo alejar el estrés

Es difícil alejar el estrés de nuestra vida, ya que suele generarse por cuestiones de trabajo, de pareja o cosas que son realmente importantes e inciden mucho en nuestro modo de vida. Pero por nuestra propia salud debemos preguntarnos si continuar con ese proceso nos va a ayudar en algo. Seguir en una relación que nos estresa, en un trabajo que nos exige demasiado o continuar con relaciones personales que no nos aportan la paz y la alegría que necesitamos en nuestra vida nunca es bueno para nadie. Debemos plantearnos si podemos cambiar la situación sin romper con todo, pero en caso de no ser así, la mejor estrategia siempre es alejarse de aquello que nos produce el estrés. En el momento en el que veamos cómo desaparece y nos comencemos a encontrar mejor entenderemos que aquello no era bueno para nosotros.

Por otro lado, hay algunas cosas que nos pueden ayudar con el estrés diario. Desde apuntarnos a una clase de yoga que nos ayude a controlar la respiración a comenzar alguna actividad que nos guste, ya sea pintar o hacer running a diario. Esta clase de rupturas con la rutina haciendo algo que nos gusta nos ayuda a relajarnos y a ver las cosas en perspectiva, alejando el pensamiento rumiante típico que nos asalta cuando tenemos problemas.



Licenciada en Publicidad, lo que más me gusta es escribir. Además, me atrae todo lo que es estéticamente agradable y bello, por lo que soy fan de la decoración y de la moda. Actualmente también me podéis encontrar en MundoPerros, PlayasyResorts, Decoora y Decoluxe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.