Efectos de la adición a los tranquilizantes

Close up of pill bottle with sick woman in background

Los tranquilizantes generalmente se prescriben para ayudar a una persona a enfrentar el estrés o incluso para que pueda dormir mejor, sin embargo ninguno de estos medicamentos se debe consumir por un largo tiempo. Desafortunadamente muchas personas abusan de estos medicamentos y caen en la adicción a los tranquilizantes.

Cuando una persona comienza a abusar en el consumo de tranquilizantes, los efectos no únicamente se notan en su forma de actuar, sino que también se reflejan en su calidad de vida. Los tranquilizantes pueden hacer a una persona un tanto eufórica, además de reducir la inhibición de tal manera que no se preocupa de su rendimiento en la escuela o el trabajo.

Los tres tipos de medicamentos que comúnmente se emplean como tranquilizantes incluyen los barbitúricos, las benzodiazepinas y los medicamentos para dormir. En el caso particular de las benzodiazepinas, su uso excesivo y adicción pueden generar problemas relacionados con el insomnio, la ansiedad e incluso pueden dar lugar a la anorexia.

Los efectos de la adición a los tranquilizantes, especialmente las benzodiazepinas, también incluyen la confusión y los mareos, además de dificultades para respirar e incluso la muerte. Una persona con un problema de adición a los tranquilizantes puede requerir de una rehabilitación por drogas, por lo que se requiere de atención en este sentido también.

Una de las partes fundamentales de la recuperación en la adicción a los tranquilizantes es la eliminación de los residuos del consumo de estos medicamentos ya que con ello se puede permanecer sobrio y adquirir una mejor actitud general.


Categorías

Enfermedades

Más Medicina

Masmedicina era una web sobre médicina especialmente orientada a mujeres. Actualmente está integrada en la sección de medicina y salud de... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *