Educar sin gritos. Claves para promover una educación positiva

Padres dando un paseo por el campo con sus hijos

Que levante la mano quien no ha gritado alguna vez a sus hijos. Las distintas situaciones conflictivas que pueden darse en casa, sumadas al estresante ritmo de vida, pueden ocasionar que, en ocasiones, padres y madres estallen cuando su hijo no hace caso de sus peticiones.

Educar con gritos, no es más que la vía fácil. Consecuencias negativas de esto para los hijos, muchas. Beneficios, ninguno. Estrés, baja autoestima, malestar, frustración, problemas de concentración, rabia, desmotivación y, podríamos seguir… Estos son algunos de los efectos que se obtienen como resultado de una educación basada en gritos y en la impulsividad.

Educar sin gritos es posible, aunque es cierto que conlleva un esfuerzo para los padres. Pero las consecuencias que obtendremos de ello, merecerán la pena y mucho. Hoy te enseñamos algunas claves para conseguir una comunicación positiva con tus hijos.

Una educación positiva que aporte confianza, bienestar y seguridad a los hijos, es la forma más adecuada para contribuir a que estos construyan una personalidad fuerte y segura. ¡Te damos las claves!

Mirar desde sus ojos

Niña con las manos pintadas

No se nos puede olvidar que los niños son niños. Y por tanto, ni piensan ni actúan como adultos. Los niños no ven la vida como nosotros y no podemos esperar que razonen de la misma forma en que lo haríamos los adultos. Ven una oportunidad de juego en cada situación y actúan según sus deseos, sin pararse a pensar en las consecuencias a largo plazo. Esto no quiere decir que no haya que enseñarles a valorar los efectos que tienen nuestros actos, pero tenemos que aprender a mirar el mundo desde su perspectiva.

Escucha activa y reflexión

En ocasiones, cuando ocurre un conflicto en casa, los padres no escuchan la versión de sus hijos, ni se paran a tener en cuenta los motivos de sus actuaciones. Tenemos que brindarles la oportunidad de expresarse, de explicar lo sucedido. Ante una situación conflictiva, lo primero que hemos de hacer es empatizar con ellos, comprender que son niños. El siguiente paso será el de reflexionar juntos y, de esta manera, el nivel de frustración y enfado disminuirá. Llegados a este punto es cuando llega el momento de dialogar.

Sí al diálogo, no a los gritos

Madre dialogando con su hijo sin gritos en el sofá

El diálogo es una de las herramientas más potentes para educar a los hijos. Es vital dialogar, explicar y expresar los diferentes motivos y lo que se espera de ellos con la mayor comprensión posible. Lo más efectivo es dialogar de forma sosegada con ellos, mirándolos a los ojos, utilizando el afecto y mostrándoles que, a pesar de que se hayan equivocado, siempre contarán con nuestro apoyo. Ofreciéndoles explicaciones que puedan comprender, en un tono calmado y sin provocarles miedo, conseguiremos más fácilmente que atiendan a razones y comprendan las consecuencias de sus actos.

Tiempo de calidad

Padres paseando con su hijo por el parque

No sólo es necesario pasar tiempo con nuestros hijos. Es imprescindible que ese tiempo que pasemos juntos, sea de calidad. ¿Qué significa esto? Llenar ese tiempo de momentos de ocio en familia, de afecto, de diversión y de confianza. A veces, es increíblemente reforzador para ellos que nos pongamos en sus ojos, que incluso nosotros mismos actuemos como si fuésemos niños. Este vínculo afianzará la relación y fomentará la comunicación positiva.

Dedicación personal y complementaria

En muchas ocasiones, los padres sienten que les falta tiempo para dedicarse de la forma adecuada a la educación de sus hijos. Pero es muy importante que esto sea una meta a conseguir. Meta en la que ambos progenitores, convivan o no juntos, actúen en cohesión y en la misma línea. Aunque el frenético ritmo de vida no nos deje el tiempo que quisiéramos, nunca debemos olvidar que en el presente y en el futuro, promover una educación basada en el respeto y en el afecto, será lo mejor para los pequeños de la casa. Por tanto, ¿merece o no la pena el esfuerzo?

Cuida tu cuerpo
¿Quieres estar en forma y disfrutar de una vida saludable? No te pierdas estos consejos para conseguirlo:
¡Adiós a la celulitis!Gimnasia facial sin cirugía

Categorías

Psicología

Carmen Espigares

Psicóloga, especialista en RRHH y community manager. Granaína de toda la vida y buscadora de metas a alcanzar. ¿Algunas de mis aficiones? Cantar... Ver perfil ›

Deja un comentario