Ecología y ecologismo, ¿Cuáles son las diferencias?

Diferencias entre ecologismo y ecología

Ecología y ecologismo son términos distintos, aunque sin duda complementarios. Aunque se suelen confundir y se utilizan indistintamente para describir lo mismo, estas palabras tienen significados completamente diferentes. En esta época en la que cada vez más personas se unen por un movimiento verde, en favor de la preservación del planeta, es importante conocer cuál es el significado de determinadas palabras.

Porque el cambio climático es inminente, la sociedad es consciente y de hecho es la principal preocupación a gran escala. Por ello conocer las diferencias entre ecología y ecologismo es necesario. Ya que solo teniendo claro cual es el significado de determinados términos, podremos hacer algo por cambiar las cosas. ¿Quieres descubrir algo más sobre este tema? Te lo contamos a continuación.

Ecología y ecologismo

Ecología, qué es

La primera diferencia es que la ecología es una ciencia, mientras que el ecologismo es un movimiento sociopolítico. Una se nutre de la otra, porque el ecologismo existe para luchar y proteger la naturaleza. Por una parte, la ecología es una ciencia que estudia todas las especies que habitan el planeta, incluido el ser humano. También estudia el medio ambiente en el que habitan las especies y la forma en que se relacionan entre ellas. Es decir, es la ciencia que estudia todos los ecosistemas.

Ahora bien, el ecologismo es un movimiento que surge de la necesidad de proteger el medio ambiente. Este movimiento ecologista nace a finales de los años 70 y desde entonces han sido numerosos los actos organizados en favor de la preservación del medio ambiente. Famosos de todo el mundo, personas influyentes, filántropos y anónimos luchan cada día por concienciar política y socialmente por el movimiento ecologista.

El ecologismo es una opción política que se alimenta de diversas ciencias, como la filosofía, la economía, la política, la antropología, la sociología y por su puesto, la ecología. Porque no existe ecologismo sin una ciencia que investigue las especies, las plantas, los animales. En definitiva, el estudio de la ecología es la que nutre de información al ecologismo, de forma que se puedan reclamar y llevar a cabo medidas políticas con las que proteger el medio ambiente.

Cómo ser ecologista en casa

Ecologismo, qué es

El movimiento ecologista es mundial y cada día se realizan infinidad de acciones en todo el mundo para concienciar sobre la necesidad de realizar cambios con el que evitar el cambio climático, entre otros. Cada gesto cuenta y cada movimiento individual suma. Por ello, es esencial realizar cambios en las rutinas diarias con las que aportar un gran grano de arena en una lucha mundial.

Si quieres contribuir a la causa, porque de todos es la responsabilidad de dejar un planeta limpio, habitable, con agua y recursos para las próximas generaciones, puedes llevar a cabo estas acciones en casa.

  1. Aplica las tres reglas del ecologismo. Reduce, reutiliza y recicla. Reduce el consumo en general, reutiliza tus cosas para darles una segunda vida y recicla los residuos que ya no tengan otra utilidad.
  2. No malgastes el agua.
  3. Haz un uso responsable de la electricidad. Ya no solo por el gran gasto económico que supone un mal uso de la electricidad, por responsabilidad social.
  4. Una limpieza más ecológica. Para limpiar la casa solo necesitas bicarbonato, vinagre de limpieza y zumo de limón. Evita el uso de productos químicos muy contaminantes para el medio ambiente.
  5. Evita los plásticos en tus compras. Lleva tus propias bolsas reutilizables cuando vayas a hacer la compra. También puedes llevar recipientes de cristal para comprar a granel y evitar el consumo de plásticos, uno de los grandes males del planeta.

El consumismo es la gran enfermedad de este planeta, un problema social, cultural, económico y ecológico. Descubre el placer del minimalismo, de comprar solo lo que realmente se necesita, vivir con menos y reducir los residuos que cada uno genera. Aprende a reutilizar tus cosas, a darles una segunda vida, arreglar lo que está roto en lugar de cambiarlo por algo nuevo. Porque además de vivir con más espacio, con más paz mental y con menos gasto económico, podrás reducir tu huella ecológica.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.