Dominar las puntas rebeldes y florecidas

Como dominar las puntas rebelde y florecidas

 

Normalmente, el daño del cabello se acrecienta cuando las visitas a la peluquería son muy espaciadas. Sin embargo, los factores que los provocan exceden los comportamientos perezosos.
Existen tratamientos para el cabello que resuelven el problema del cabello seco, que de seguro te ayudarán a combatir la sequedad del cabello y a lucir una cabellera radiante.

Las causas que llevan a la sequedad del cabello pueden ser varias, desde un champú no adecuado hasta tratamientos efectuados sin tomar las precauciones necesarias. Ejemplos de ello pueden ser las coloraciones, alisados, etc. Pero no son los únicos, ya que también los factores climáticos, como el sol y el viento, también suelen afectarlo. Incluso, en algunos casos, existen problemas orgánicos.

Por lo general, los cabellos largos son los más perjudicados, aquellos que resisten largas temporadas sin visitar el salón de peluquería. Son cabellos viejos, con su capa córnea de queratina gastada. La recuperación de este cabello puede encararse de dos formas diferentes. Con un buen recorte de puntas o con productos que mejoren el estado de la capa de queratina. En los casos más leves, bastará con sólo aplicarlos luego del lavado, con suaves masajes realizados con las yemas de los dedos.

En los casos más graves, los cuidados del cabello deberán intensificarse, incluyendo tratamientos para el cabello como baños de crema semanales o cada quince días, según el grado de sequedad que presente.
De todos modos, debes tener siempre presente el no exagerar en el uso de los tratamientos del cabello seco, porque si tienes un cabello normal, podrías llegar a engrasar al mismo.

Una receta casera para el cabello seco, es colocar en baño maría un recipiente con un huevo, una cucharadita de miel y dos cucharadas de aceite vegetal. Mézclalos bien y calienta la preparación. Luego utiliza la misma para masajear el cuero cabelludo y el pelo. Cubre tu cabeza con un gorro plástico y tápalo con una toalla mojada en agua caliente y luego escurrida.
Deja actuar por 20 minutos y lava tu cabello profundamente utilizando un champú neutro. Comienza con agua tibia y ve aumentando gradualmente la temperatura hasta que esté caliente.
Esto permitirá abrir bien los poros, así como también que la limpieza sea profunda.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *