Distintas formas de consumir bicarbonato para evitar la acidez

   

La acidez afecta a muchas personas, es un problema que nace en el esfínter esofágico y provoca ardores, malestar y molestias en general. No es nada agradable tener acidez, sin embargo, podemos paliar la acidez con ayuda del bicarbonato, tan sólo, tenemos que saber cómo utilizarlo de la mejor manera.

El bicarbonato de sodio puede ayudarnos mucho con la acidez de forma rápida y sencilla, aunque debemos recomendar que no hay que excederse con él, ya que puede ocasionarnos daños inesperados. La acidez precede del esófago y nos causa ardor en la garganta.

El alimento que todavía no se ha digerido es la que causa la acidez cuando el esfínter esofágico es débil y no está bien sellado.

Bicarbonato para paliar la acidez

El bicarbonato es un compuesto mineral que calma la acidez que se produce por abusar de la comida, en general comidas pesadas con muchos condimentos y grasas. Su acción es casi inmediata y no se prolonga mucho en el tiempo. En ocasiones, puede ser perjudicial porque se aumenta su ingesta no siendo nada recomendado.

Si consumimos más bicarbonato de sodio del que necesitamos podemos ocasionar un efecto contrario al que buscamos, nuestro organismo producirá más ácido para neutralizar los efectos alcalinos y tendremos malestar. Por esta razón, su consumo tiene que ser bajo prescripción médica y deberá estar acompañado de otras medidas de prevención.

Cuando se padece de acidez, se debe buscar la solución con un cambio en la dieta y la realización de más ejercicio físico. Tendremos que prescindir de los siguientes grupos de alimentos:

  • Bebidas con gas
  • Alimentos grasos
  • Alimentos con muchos condimentos
  • Salsas
  • Alcohol
  • Cafeína

Cómo consumir el bicarbonato de sodio

Como os adelantábamos existen varios métodos para consumir el bicarbonato de sodio, a continuación os decimos las formas más comunes.

En polvo en forma de comprimido

El comprimido es perfecto para aliviar la hiperacidez, la acidez gástrica o los ardores. La dosis habitual del comprimido es tomar nada más que uno, o dos si fuera muy necesario, disuelto en un vaso de agua.

  • Se toma una hora después de las comidas o cuando empecemos a sentir molestias.
  • No hay que tomarlo cuando tenemos el estómago lleno, porque no puede causar efecto y además, nos provocaría otras moletias.
  • Si la acidez es persistente, se debe acudir al médico si pasadas dos semanas se siguen notando ardores y picores en la garganta.

Bicarbonato de sodio en polvo y agua

Mezclando una cucharada de bicarbonato de sodio, es decir, 5 gramos en un vaso de agua, notarás cómo desaparecen los ardores estomacales. Puedes consumirlo dos veces al día como máximo y pasadas una o dos horas después de ingerir los alimentos. Del mismo modo, se tomará alrededor de dos semanas si es necesario, pasado este tiempo, si la acidez no se disipa, es conveniente acudir al médico para consultarle los síntomas.

Bicarbonato de sodio en polvo y vinagre de manzana

Mezclamos un vaso de agua junto a 1,2 gramos de bicarbonato y dos cucharadas de vinagre de manzana. Esta mezcla se puede tomar hasta tres veces al día y se toma antes de consumir los alimentos. El vinagre le da otro toque y le añade propiedades a la mezcla.

 

Bicarbonato con miel

Mezclaremos un vaso de agua mineral, 5 gramos de bicarbonato y una cucharada de miel. El agua tiene que estar tibia para que la miel se deshaga sin problema y se disuelva. Tiene un sabor dulzón y es perfecto para consumir nada más sentir acidez.

Bicarbonato con jugo de limón

La combinación con el limón puede ser muy beneficioso, el limón es un producto alcalino que ayuda a restablecer el pH del organismo, es perfecto entonces para cuidar las molestias estomacales. Una forma diferente de evitar la acidez estomacal. Mezcla una cucharada de limón natural recién exprimido, junto a un vaso de agua y 5 gramos de bicarbonato. Remueve y disfruta de la combinación. 

Son remedios que están al alcance de todos, el bicarbonato se puede conseguir en cualquier sitio, supermercados o farmacias. Un producto indispensable que debe estar en nuestra despensa para evitar malestares. Sin embargo, si los dolores no desaparecen es conveniente acudir al médico para que descarte problemas mayores.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *