Dime qué tipo de cuerpo tienes y te diré cómo eres

¿Sabías que según nuestra complexión existen 3 tipos de cuerpo? la forma y las características de nuestro cuerpo hace que lo podamos englobar en uno de los tres tipos diferentes de estructuras corporales que existen. Porque no todos los cuerpos se comportan de la misma forma a la hora de hacer ejercicio, consumir calorías, etc.

El tipo de cuerpo que tenemos es un mapa genético y siempre será el mismo, aunque cambie la proporción de nuestra grasa corporal sobre la masa muscular con la alimentación adecuada y el tipo de entrenamiento que realicemos. Según nuestra estructura, podemos diferenciar qué tipo de cuerpo tienes.

Cuerpo endomorfo

De los tres tipos de cuerpo, el endomorfo es el que retiene más grasa. Es el tipo de cuerpo que siempre lucha para bajar de peso y que siempre presta atención de todo lo que come y de qué ejercicio hace. Le cuesta bajar de peso y sobre todo deshacerse de las grasas. Pero todo tiene solución con una buena alimentación y una buena rutina de ejercicios.

Su marco óseo destaca por ser de caderas anchas y hombros estrechos. La mayoría de sus tejidos están recubiertos por grasa y con curvas por todas partes. Tienen un metabolismo bastante lento, lo que le hace que le cueste mucho más perder peso, ya que las reservas de grasa se mantienen en su sitio totalmente aferradas, reteniendo líquidos fácilmente.

Para bajar peso, este tipo de cuerpo debe eliminar todos los azúcares y los carbohidratos, tanto los dulces como los salados ubicados en harinas tales como la pasta, las patatas o el arroz blanco. Para perder peso, nada mejor que consumir vegetales con almidón, arroz integral, cereales integrales, y no olvidarse de las proteínas como el pollo, el pavo, y las carnes magras sin nada de grasa. Es fundamental que consuma en su día a día pescado que contenga omega 3 para aumentar su lento metabolismo, y comer cada 2-3 horas sin llegar a sentirse completamente lleno.

En cuanto a su entrenamiento, lo mejor es hacer deporte de 3 a 4 veces a la semana, incidiendo en el ejercicio aeróbico durante al menos 45 minutos diarios unos 5 días a la semana, para perder grasa de forma rápida y preferiblemente por la mañana para activar el cuerpo mucho más el resto del día.

Cuerpo mesomorfo

De los tres tipos de cuerpo, el mesomorfo tiene la cualidad de que engorda pero pierde muy facilmente el peso que coge. Los mesomorfos tienen una contextura atlética natural. Además de bajar de peso con facilidad y también pueden desarrollar masa muscular con relativa facilidad. Ésto, es gracias a su rápido metabolismo que le permite perder grasa y ganar músculo con facilidad.

Para bajar peso, lo mejor es que eviten los alimentos grasos como azúcares y harinas blancas que provocan ese aumento de peso, y aumentar la ingesta de alimentos como el pavo, el pollo, las carnes magras y los huevos, y carbohidratos como las verduras de hoja verde y las verduras sin almidón. Para este tipo de cuerpo, el 45% de las calorías deben provenir de los carbohidratos, el 35% de proteínas y un 20% de grasas saludables como el aceite de oliva y fuentes de omega 3 como pescados y mariscos. Entre comida y comida, nada mejor que frutas y frutos secos.

Su entrenamiento ha de fortalecer sus músculos para que cojan poco a poco forma. Lo mejor es entrenar entre 2 y 3 veces por semana. Dentro del ejercicio aeróbico, lo mejor es realizar entre 30 a 45 minutos, de carrera, bicicleta o caminar a paso ligero, y complementarlo con pequeñas rutinas de pesas para fortalecer el músculo.

Cuerpo Ectomorfo

De los tres tipos de cuerpo, el ectomorfo se corresponde con todas esas chicas delgadas a las que les cuesta coger peso. Sus piernas son delgadas y largas y el resto de articulaciones son pequeñas y muy fibrosas.
Poseen un metabolismo rápido que hace que no almacenen los carbohidratos en forma de grasa y que lo quemen todo. Lo que les hace super difícil ganar masa muscular.
En su alimentación no deben faltar los cereales como el arroz, los frutos secos y los vegetales. Así como incluir los carbohidratos tales como la pasta y las patatas. En cuanto a proteínas, sus mejores aliados son el pollo, el pavo y los huevos, y han de complementar su alimentación con grasas saludables como el aceite de oliva y el omega 3.

Para conseguir crear músculo lo mejor es hacer ejercicios que tonifiquen, con muy poquito peso y muchas repeticiones. Los ejercicios aeróbicos no son demasiado necesarios para este tipo de cuerpo, solo para mejorar su resistencia, así que con 2 veces a la semana les es más que suficiente.

¿Qué tipo de cuerpo tienes?


3 comentarios

  1.   Esther Garcia dijo

    que buenos consejos, a ver si de una vez puedo seguirlos,

    besos!!!

  2.   mellr3d dijo

    Tengo cuerpo mesomorfo, me encantaria haber tenido el ectomorfo :/ pero trabajamos con lo que tenemos jajaja

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *