Dile adiós a la celulitis con la vacumterapia

Muchas mujeres están buscando la manera de deshacerse de una vez por todas de su celulitis. Es innegable decir que todos los cuerpos femeninos tienen celulitis, ya sean cuerpos más grandes o más menudos, es una condición con la que se tiene que aprender a vivir sin complejos.

Sin embargo, las nuevas tecnologías también ayudan y mejoran los tratamientos médicos y estéticos. Nacen nuevos tratamientos y nos ayudan en este caso, a eliminar el exceso de grasa y celulitis localizada. Como es el caso de la vacumterapia. 

La vacumterapia se ha convertido en uno de los mejores remedios estéticos para combatir la piel de naranja, además, mejora la circulación sanguínea de la zona, elimina los poros, desintoxica la piel, nos ayuda a perder volumen y reducir el exceso de grasa localizada.

¿Qué es la vacumterapia?

A diferencia de otros métodos que son operaciones este tratamiento no es invasivo, se realiza de manera externa con aparatos succionadores que drenan el tejido graso hacia el sistema linfático para ayudar a su rápida eliminación.

¿Para qué está indicado?

La vacumterapia está indicada sobre todo para reducir la celulitis, sin embargo, también se puede emplear para otros casos de obesidad o grasa localizada:

  • Tratar cicatrices.
  • Tratamientos de belleza en el rostro.
  • Drenajes linfáticos.
  • Celulitis dolorosa o compacta.
  • Post-cirugías estéticas.

¿Cómo funciona?

Este tratamiento está basado en la succión o absorción de grasa que se realiza aumentando la potencia del flujo sanguíneo, se revitaliza el tejido celular de la piel y se logra un aspecto exterior mucho más firme. El colágeno natural aumenta así como el flujo de oxígeno en las zonas en la que se trata con el Vacum.

En sí, es un tratamiento anticelulítico que extrae los adipocitos que se forman en el tejido adiposo, destruye la celulitis y estimula la circulación sanguínea en la zona en varias capas, llegando a la hipodermis, dermis y la epidermis.

Se realiza un masaje con ayuda del aparato aplicando unas ventosas directamente sobre la piel y la zona a tratar. Es a través de la succión que se consigue un vacío que activa la circulación y la absorción paulatina de la grasa.

Se utiliza este método desde hace años y tiene unos beneficios más que contrastados, los cuales te contamos a continuación.

Beneficios de la vacumterapia

Sus ventajas se centran en la acción reafirmante que nos aporta, la piel se vuelve más elástica y ayuda a una pronta recuperación tras una cirugía estética mayor como puede ser una lipoescultura o una liposucción. Por otro lado, puede servir para aliviar dolores musculares al mismo tiempo que da forma a nuestra figura.

Combate la flacidez, así la piel se ve más sana y con una mejor textura y apariencia.

  • Efecto anticelulítico.
  • Elimina toxinas.
  • Elimina el exceso de grasa.
  • Es un relajante muscular.
  • Ayuda de descontracturar.
  • Estimula el metabolismo.
  • Previene arrugas.
  • Tonifica el sistema circulatorio.
  • Estimula la producción de colágeno.
  • La piel se queda firme y elástica.
  • Es adelgazante.
  • Combate la flacidez.
  • Eleva los senos y los glúteos.
  • Ideal para realizarse sesiones después de una cirugía estética.
  • Limpia poros de la piel.

Número de sesiones necesarias

Al tratarse de un procedimiento médico no invasivo necesitamos la herramienta o aparato en cuestión para realizar este tratamiento. La media de sesiones ronda entre las 10 y las 15, a partir de la octava empiezan a verse los beneficios.

Cada caso es diferente y por supuesto, cada cuerpo responde de una determinada manera, por ello, no existe sesiones iguales para todos. Debe realizarse siempre una revisión previa que determinará aproximadamente el número de sesiones, al igual que se analizará el grado de celulitis que tenemos.

El especialista revisará los niveles de grasa, el estado de tu piel y el porcentaje de celulitis a tratar, por ello, será el que determine la duración del tratamiento.

Tenemos que ser conscientes que es un tratamiento médico no invasivo pero tiene que llevarse a cabo por profesionales, para evitar posibles daños en la piel. Tenemos que buscar un centro de estética certificado y seguro para no poner en peligro nuestra salud.


Categorías

Bienestar, Salud

Soy Paula, aunque no me importa que acorten mi nombre en Pau. Estudié comunicación audiovisual y estoy empezando a trazar un camino hacia un futuro profesional. Entre radio, televisión y pequeñas productoras dejo un hueco de mi agenda para compartir con vosotros lo más interesante que me encuentre por este camino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.