Diferencias entre la gripe y el resfriado

Con la llegada del invierno aparecen enfermedades propias del frío y la temporada, como pueden ser la gripe y los resfriados típicos y comunes en estas fechas. Lo importante aquí es saber diferenciarlos, porque para nada son lo mismo aunque a menudo los confundamos. Para ello, nos hemos encargado de traeros las diferencias más notorias de estas dos enfermedades, así como el tratamiento de cada una de ellas y las complicaciones que pueden presentar derivadas de sus síntomas.

Si quieres saber cuáles son las diferencias entra la gripe y el resfriado, toma nota.

La gripe: Síntomas, tratamiento y complicaciones

La gripe es una infección de la nariz, la garganta y los pulmones causada por el virus de la influenza. Sus principales síntomas que podemos percibir son:

  • Dolor de cabeza.
  • Fiebre alta (pueden darse casos hasta 40º C.
  • Dolores musculares.
  • Ojos llorosos y doloridos.
  • Congestión nasal.
  • Tos seca.
  • Dolor de garganta.
  • Debilidad y cansancio.

En la gripe, el contagio se produce por las gotitas procedentes de la tos y estornudos de las personas infectadas. Ni que decir tiene, que la gripe en estas fechas es bastante contagiosa. Su incubación, por otro lado, tiene una duración de entre 48 y 72 horas y además surge de manera brusca, por lo que es normal que de repente empecemos a notarnos mal. Y finalmente, decir, que su duración suele ser de entre 5 y 15 días, según la persona, su edad, su estado de salud, etc.

Tratamiento y complicaciones

El tratamiento que los médicos suelen aconsejar y recomendar cuando una persona tiene gripe es el siguiente:

  1. Reposo y cama.
  2. Hidratación constante con agua y zumos naturales.
  3. Vaporizadores que aporten humedad al ambiente.
  4. Y para tratar algunos de los síntomas: antitérmicos (para la fiebre) y antitusígenos (para la tos).

Por otra parte, pillar gripe puede tener una serie de complicaciones aunque no tienen porqué darse si nos cuidamos bien y llevamos un buen tratamiento:

  • Neumonía.
  • Encefalitis.
  • Meningitis.
  • Convulsiones.

El resfriado: Síntomas, tratamiento y complicaciones

El resfriado es una infección vírica de las vías respiratorias altas (existen más de 200 virus diferentes…). Para diferenciar este resfriado de la gripe nos deberemos fijar sobre todo en los síntomas. Los del resfriado suelen ser los siguientes:

  • Congestión nasal.
  • Secreciones.
  • Irritación ocular (no siempre).
  • Estornudos.
  • Tos leve o moderada.
  • Dolor de garganta.

Como veis, aquí no se produce fiebre ni cansancio ni dolores musculares. Son las principales diferencias que existen entre el resfriado común y la gripe.

El contagio de un resfriado común se debe al contacto directo o por diseminación de las gotitas de saliva o estornudos. Tiene una incubación de entre 12 y 72 horas y va surgiendo de manera progresiva y poco a poco, no como la gripe que podía aparecer de repente. Un resfriado puede tener una duración de hasta 7 días, aunque la tos puede seguir hasta 2 semanas.

Tratamiento y complicaciones

El tratamiento de un resfriado debe comprender las siguientes cosas:

  1. Reposo.
  2. Hidratación con agua y zumos naturales.
  3. Vaporizadores.
  4. Y para las molestias, analgésicos (dolor de garganta), expectorante (para la mucosidad) y descongestivos nasales.

Generalmente, los resfriados igual que vienen se van casi sin ayuda, ya que desaparecen solos normalmente debido a los anticuerpos propios que genera el organismo.

Aunque también es cierto, que si no nos cuidamos ni tratamos el resfriado podemos tener una serie de complicaciones. Las más normales suelen ser:

  • Bronquitis.
  • Infección del oído.
  • Neumonía.
  • Sinusitis.

¿Conoces ahora la diferencia entre una gripe y un resfriado? ¿Serías capaz de distinguir ambas enfermedades únicamente por sus síntomas?


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *