Diferencias entre la espelta y el trigo

Mucho se ha hablado de lo malo que es la harina de trigo y de lo bueno que es la espelta. Queremos analizarlo de manera sencilla para saber las diferencias que existen entre ellas.

Es cierto que las dos son muy parecidas entre sí, aunque en su composición o beneficios son diferentes. La espelta es un antiguo cereal anterior incluso al trigo y por lo que entendemos, tiene mayores ventajas nutricionales y relacionadas con el medio ambiente. 

Empezaremos hablando de la espelta.

Qué es la espelta

La espelta es un grano menos popular y más antiguo que el trigo, que en términos de parentesco sería como un primo. Se estima que la el nacimiento de la espelta sea de hace de más de 7.000 años.

Fue en el siglo XIX, tras la revolución de las técnicas agrícolas modernas que dejó de cultivarse porque no resultaba tan rentable como cultivar el trigo.

El trigo podía ser recolectado de una vez en un único proceso, mientras que la espelta necesitaba procedimientos adicionales para poder extraer la cáscara exterior dura. Lo que encarecía el proceso.

La espelta no se perdió del todo, por esta razón, en 1980 fue redescubierta en Europa por lo que hoy en día podemos contar con ella y disfrutar de su sabor.

Diferencias entre el trigo de hoy en día y la espelta

A continuación veremos cuáles son las diferencias que más destacan entre las dos grandes protagonistas.

La espelta tiene mayores valores nutricionales que el trigo

La espelta al tratarse de un cereal tan antiguo no ha pasado por ninguna modificación genética como le ocurre al trigo. El trigo sí que ha sido modificado y manipulado en varias ocasiones para mejorar las condiciones de su fabricación.

La espelta mantiene sus características originales que le proporcionan un perfil nutricional increíble. Es de fácil digestión y tiene cualidades antiinflamatorias.

  • Proteínas: en cuanto a las proteínas la espelta tiene más cantidad que el trigo. Las proteínas contienen los 8 aminoácidos necesarios para el cuerpo humano. Son esenciales porque el cuerpo humano no es capaz de fabricarlos por sí solos. Sólo se consiguen a través de los alimentos. Es la lisina la que está en un mayor porcentaje en la espelta en vez que en el trigo.
  • Fibra: la fibra que posee la espelta es soluble, por lo que ayuda a retrasar la absorción de los hidratos de carbono. Así resulta ser más saludable para las personas, incluídos los diabéticos. Además, por este alto contenido en fibra es beneficioso para luchar contra el estreñimiento y las dietas para adelgazar.
  • Minerales: la espelta tiene mejores valores nutricionales, esto se cuantifica con los porcentajes totales de magnesio, hierro, zinc o fósforo.
  • Vitaminas: la espelta tiene más vitaminas que el trigo. Contiene vitaminas A, B y E. Es un gran aliado para mejorar nuestro estado de salud, ideal para tratar el sistema cardiovascular, el sistema nervioso y el sistema inmunitario.

La espelta es más digestiva que el trigo

La espelta contiene gluten de igual modo que el trigo, por lo que los celíacos no pueden consumirla como sustitutivo. Sin embargo, es mucho más digestiva. Y los que tengan un poco de intolerancia al trigo sí que podrían consumir espelta para mejorar su estado digestivo.

El trigo moderno conlleva problemas digestivos e inflamatorios, por ello, muchas personas deciden dejar de consumirlo para verse en mejor estado de forma.

¿Por qué es más digestiva la espelta?

Que nos siente mejor la espelta tiene una explicación. El gluten de la espelta tiene una composición molecular diferente siendo más frágil y soluble en el agua, mientras que el gluten del trigo no se disuelve por esta razón no es tan digestiva.

El trigo moderno ha sido modificado para que aumente su cantidad de gluten para mejorar la apariencia de los productos comerciales horneados.

El trigo moderno que conocemos hoy en día se modificó para eliminar la cáscara exterior para que fuera más sencilla su recolecta, mientras que la espelta se mantuvo tal cual es.

La espelta es mejor para el medio ambiente

Al no haber sido modificada genéticamente como el trigo, la espelta mantiene su cáscara exterior. Soporta más climas duros y es más resistente a padecer enfermedades y no necesita de herbicidas, pesticidas o fungicidas para matar a las plagas.

Sin embargo, el trigo se ha hecho más débil y sí que necesita de los productos químicos para su producción.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.