Día del padre: por esos pilares maravillosos de nuestras vidas

Hoy es el Día del padre, y aunque veamos en ocasiones este tipo de festividades como fechas orientadas casi en exclusiva para los comercios y el márketing, es necesario ahondar un poco en este vínculo tan especial que nos une a nuestros progenitores. Queda claro que los padres no necesitan un día “especial” para recordar que están ahí, que son parte de nuestro legado, nuestra sangre y nuestro pensamiento.

Ellos están con nosotros todo el año y en cada momento, y aún más, es muy posible que en tu vida no solo disfrutes de ese progenitor que te dio la vida y un cariño sincero. Puede que a día de hoy cuentes con ese compañero al que elegiste para formar una familia. Para construir tu futuro, tu legado. Por ello, te invitamos a que celebres con él este día más allá de los convencionalismos, vividlo desde el corazón.

El papel del padre a día de hoy

dia del padre 2

Estamos muy acostumbradas a leer artículos, libros y manuales sobre cómo educar a nuestros hijos siempre desde el papel de la maternidad. Como madres nos preocupamos mucho sobre qué estrategias de cuidado y de educación son las más indicadas para dar al mundo niños felices, libres y maduros.

Ahora bien, la crianza no es exclusiva de la madre. La crianza es un papel compartido entre dos, ahí donde el padre cumple un puesto indispensable. A día de hoy se han roto ya muchos de esos estilos tradicionales que vimos en nuestra propia familia, y que podemos resumir en esos ejes.

  • La mujer ya no está relegada al hogar, a la crianza en exclusiva y al cuidado de la casa. Su puesto activo en la sociedad hace ya que el cuidado de los niños sea cosa de dos e incluso de 6 si contamos a los abuelos.
  • Existe siempre el mito de que las madres cumplen el papel “afectuoso” mientras que el padre ejecuta la posición “de educar, marcar normas y sancionar”. Obviamente, esto es una falsa construcción social que todos nosotros podemos “desmontar” desde nuestra propia visión.
  • Los padres tienen un papel activo en el cuidado y la crianza. Atienden, juegan, cambian pañales, alimentan, guían y enseñan del mismo modo que las madres.
  • En la coeducación, a día de hoy podemos ver ya a muchos hombres que se ocupan incluso de las responsabilidades del hogar y el cuidado de los niños en vista de que sus mujeres tienen un puesto laboral mejor. Se llegan acuerdos y se opta en ocasiones por “cambiar los clásicos papeles”.

Celebrar el día del padre, celebrar un vínculo muy especial

celebrar dia del padre

Sabemos que a veces, no es fácil para todo el mundo mantener una buena relación con sus progenitores. Hay que tener en cuenta que ser madre, ser padre nunca es fácil. Los niños no vienen al mundo con un manual de instrucciones sobre cómo hacerlos felices y permitir que crezcan ofreciéndoles siempre el mejor consejo, el mejor apoyo. Todos cometemos errores.

El principal temor que suelen tener muchos padres es el hecho de “no estar presentes”. Debido a las responsabilidades laborales, tanto el padre como la madre se ven obligados a pasar mucho tiempo fuera de casa perdiéndose esos primeros pasos, esas palabras, esas tardes en que los niños necesitan apoyo en los deberes o un compañero de juegos.

  • Algo que saben los padres es que a pesar de que haya días en que no pueden estar con sus hijos tanto como desean, el tiempo que comparten debe ser siempre de CALIDAD.
  • Por ello, todos guardamos en nuestra memoria esas aventuras en el campo, esas excursiones, esos juegos, ese día en que nos enseñaron a ir en bici, en que nos alcanzaban en brazos y nos hacían tocar el cielo. Nos sentíamos protegidos y nos veíamos como las personas más importantes del mundo cuando estábamos con ellos.
  • Ser padre es algo que llega de pronto, se les otorga un título que a veces les asusta. Pero día a día se van dando cuenta que “ser padre” son las mejores palabras que han experimentado en su vida, y que es un proceso del que se aprende cada día. Una aventura maravillosa que agradecen y que les hace sonreír en secreto cuando ven a sus hijos dormir, cuando les ven dar los primeros pasos o ir solos al colegio por primera vez.

Celebrar el día del padre es un regalo que no debemos descuidar. Hemos de sorprenderlos, hacer algo que no esperan y permitir que la experiencia quede para siempre en ese baúl de las emociones que perduran en el alma.

  • Prepara una “caja sorpresa”. Introduce en ella recuerdos, cosas del pasado como fotos o detalles especiales, combinadas con detalles del presente: manualidades de los niños, cartas donde les expliquemos por qué les queremos…
  • Sorprendeles: prepara un día especial que los padres no esperen. Empieza con una comida o un picnic, un paseo en familia, visitar un lugar que nos identifique … En lugar de priorizar “los detalles materiales” busca esos momentos que perduren entre nosotros, que puedan arrancarles una sonrisa y crear una emoción que dure toda la vida.

Tus abuelos, tus padres y tus parejas… Todos merecen tener su día especial, sus palabras y ese reconocimiento que a pesar de tener cada momento del año, hoy en concreto debe recibir en forma de abrazo y de esa mirada cómplice donde agradecer todo lo que han hecho por nosotros. Así que dinos… ¿Cómo vas a celebrar tú el Día del padre?


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *