¡Desvelamos los mitos del azúcar!

¿Cómo de demonizado está el azúcar actualmente? Diríamos que mucho, sin embargo, también recorren alrededor suyo gran cantidad de mitos que son falsos.

Queremos contarte cómo es el azúcar realmente y cuáles son esos mitos que lo demonizan, porque el azúcar tiene tantos detractores como adictos. Porque como siempre decimos, todo en su justa medida no es perjudicial.

Dentro del sector de la nutrición encontramos personas que defienden el consumo del azúcar y otros que lo evitan a toda costa. El azúcar blanco tiene un gran peso en nuestra dieta, lo encontramos no sólo en el azúcar con el acompañamos nuestro café o infusión, también de forma “escondida” en múltiples alimentos procesados. 

Presta atención que empezamos a contarte cuáles son esos mitos o creencias que existen alrededor del azúcar.

Mito 1: nuestro cuerpo necesita azúcar para funcionar

Aunque el organismo necesita glucosa en ciertas cantidades, no es cierto que sea el azúcar el necesario y único que le debemos dar. Es importante distinguir el azúcar de la glucosa, porque si fueran lo mismo se llamarían igual.

Es cierto que nuestro organismo necesita glucosa, para tener energía y poder sobrellevar toda la carga de trabajo del día. Es el principal alimento de células, a parte de saber que nuestro cerebro lo necesita para funcionar correctamente, es su mayor demandante y es obviamente, su combustible mejor.

La glucosa está presente en muchísimos alimentos, como frutas, tubérculos, legumbres, etc. Nuestro organismo está preparado para obtener glucosa cuando esta no se consigue a través de los alimentos, recoge lo que necesita de las reservas que se almacenan en músculos e hígado. Por ello, decimos que el azúcar no es necesario, la glucosa es la que realmente nos importa.

Mito 2: 50 gramos al día de azúcar son aceptables

Es cierto que se ha mirado con lupa cuál es la cantidad recomendada del azúcar, es un alimento que no aporta nutrientes, por ello, han estipulado una cantidad máxima al día, que se traduce en 50 gramos, o bien, no sobrepasar el 10% del total de las calorías consumidas a lo largo del día. 

Si se consume más de 50 gramos al día, se relacionan directamente con problemas de sobrepeso y obesidad. En los niños, puede provocar daños en su salud bucodental con la aparición de caries.

Los azúcares libres son aquellos que son añadidos posteriormente, no los que encontramos de forma natural en los alimentos.

Aclaramos, que con esta recomendación de 50 gramos al día, no queremos decir que se puedan consumir, lo ideal es no consumirlos, sin embargo, al menos sabemos cuál es el tope ideal.

Mito 3: el azúcar no causa obesidad

En múltiples ocasiones las personas tratan de evitar la relación directa entre el azúcar y la obesidad, sin embargo, existen múltiples evidencias científicas de que sí que tiene mucho que ver.

En cuanto tenemos cierto grado de obesidad, la solución no es ponerse a dieta, consumir menos calorías y quemar más, tenemos que pensar en qué tipo de alimento estamos consumiendo, en qué cantidad y sobre todo, tenemos que cambiar nuestros hábitos rutinarios y convertirlos en más saludables.

Nuestro organismo es muy inteligente y sabe diferenciar entre las grasas, los carbohidratos y los azúcares. No es lo mismo bebernos un refresco con azúcar que tomar un guiso de legumbres. Que aunque las calorías coincidan, la reacción no es la misma.

Mito 4: el impuesto en las bebidas azucaradas no es efectivo

En algunas regiones y países tomaron la decisión de poner impuestos sobre los refrescos con azúcar, para evitar que la gente los consumiera, además, de intentar conseguir los siguientes puntos:

  • Reducir de forma generalizada su consumo, al menos lograr un 20%.
  • Reducir los costes en la salud pública, todas las enfermedades relacionadas con un consumo elevado de azúcar.
  • Realizar campañas de concienciación con la recaudación.
  • Recordar a todos que el consumo habitual de bebidas azucaradas es nocivo para la salud.

Alternativas al azúcar blanco un poco más saludables

Lo delicioso de la nutrición, es que encontramos múltiples alternativas muchos alimentos, en este caso, el azúcar que se puede sustituir por otros endulzantes algo más saludables.

  • Sirope de agave. 
  • Miel de abejas. 
  • Azúcar moreno. 
  • Fructosa. 
  • Panela.

Ahora ya sabes un poco más sobre el azúcar, sabemos que es adictivo, por ello, controla su consumo.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.