Después de la muerte fetal: cómo ser fuertes en el matrimonio

hablar de la muerte con los niños

Las personas que sufren una muerte fetal es el momento más terrible que tienen que vivir. Se sienten aislados tanto emocional como físicamente. Cuando ocurre la muerte fetal en muchas ocasiones no hay explicación, simplemente ocurre. Los padres pierden a su bebé, que han sentido a través de sus patadas y movimientos pero que no han podido disfrutar en sus brazos. Se pueden sentir perdidos y desorientados e incluso, el matrimonio puede verse resentido.

El dolor que se siente es enorme y no hay consuelo ni tan siquiera en los comentarios benevolentes de las personas más cercanas. En el silencio del cementerio no hay consuelo, los sentimientos son de irá y desesperanza. Después, pasado el duelo, pensar en un futuro embarazo puede despertar muchos miedos. Es posible que con el tiempo la pareja parezca feliz desde fuera, pero desde dentro el dolor ante la pérdida puede ser muy fuerte, sobre todo, si no se pasa correctamente el proceso del duelo.

Apoyo mutuo

Es necesario que la pareja se apoye mutuamente a nivel emocional, porque las personas de alrededor aunque tengan buenas intenciones no sabrán cómo se sienten realmente. Es posible que la pareja no tengan ganas de ir de vacaciones ni de ver a otras personas, pero es necesario seguir hacia adelante. Si se hace muy complicado, buscar grupos de apoyo puede ser una buena estrategia. Otras personas que han pasado por lo mismo pueden dar una perspectiva sobre la vida diferente.

Sin este apoyo el divorcio será inminente… pero en realidad, es la pareja que ha pasado por lo mismo el mejor apoyo. No hay culpables, hay dos corazones rotos, sumidos en el dolor que necesitan sanar para poder seguir adelante. Sin borrar el recuerdo del bebé, es hora de llevarlo en el corazón. Es momento de fortalecer el matrimonio.

Abrazos apoyo emocional

Buscar terapia

Como pareja que ha perdido a un bebé, es buena idea buscar terapia de duelo. Es la mejor forma de luchar contra esa tristeza sin que se apodere del ser que lo padece. Cuando los sentimientos vuelven a su normalidad y crees que buscar un nuevo embarazo es buena idea, no pienses que pasará lo mismo.

Cuando des a luz a tu segundo bebé, sabrás que todo merece la pena y que tu bebé fallecido es sin duda tu bebé, aunque te siga doliendo su recuerdo. Pero será tu bebé siempre, pase lo que pase. Aunque seáis felices con la familia que forméis, siempre habrá un momento de desconsuelo en el recuerdo de vuestro bebé que marchó demasiado pronto.

No pienses que no eres capaz de poder avanzar en la vida, porque con voluntad y la ayuda necesaria podrás, y podrás conseguirlo con tu pareja a tu lado. Porque ambos habéis pasado por los momentos más difíciles que cualquier pareja y padres pueden pasar. Nadie está preparado para soportar el golpe tan duro como es perder un hijo, sea de la edad que sea, incluso si nace muerto y no te da tiempo de disfrutarlo en vida. Un hijo lo es desde que se concibe. Debéis permitiros pasar el duelo y pensar en vuestro bebé como el ser maravilloso que fue y que siempre estará en vuestros corazones. No hay manual para ello, tampoco hay una fecha exacta para saber cuándo estarás bien…


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.