¿Despedido del trabajo? Consejos para afrontar el mal trago

¿Despedido? Ya, creías que esto a ti no te pasaría nunca. Un buen puesto en la empresa, la cabeza dentro de la misma y ciertas expectativas de futuro. Porque tu empresa marcha bien, en tu departamento hay trabajo de sobra y tu contrato era estable. Eso es, era… Y es que aún resuenan en tu cabeza, las palabras de tu jefe: “Estamos muy contentos contigo peeeeero… la organización ha de ser sometida a ciertos cambios…” ¡Zas! Te llegó de lleno y es que… nunca des por hecho nada al 100%.

Pero tranquilo/a, ¡no es el fin del mundo! Y es que quizás, deberías pararte a pensar que esto no tiene que ser una mala noticia. ¿No contemplas la posibilidad de que puede que te esté esperando algo mejor? Está claro que quedarse sin trabajo y más si no nos lo esperábamos, es algo que puede desbaratar cualquier plan.

Pero, ¿por qué ocurre esto? Normalmente no estamos preparados para algo así, e incluso, en ocasiones no queremos prepararnos para este tipo de situaciones. Esto exige que tengamos que ir adaptándonos a la situación conforme va ocurriendo. Por esta razón, hoy te hablamos de las cosas que debes y, que no debes hacer, ahora que quizás no encuentres ese motivo que te impulse a levantarte a una hora medianamente razonable.

Date unos días para asimilar la situación

Puede parecer difícil, pero para hacer frente a tu nueva situación laboral de la manera más optimista posible, primero tienes que estar preparado y cargado de energía. Antes de ponerte manos a la obra y comenzar a buscar un nuevo trabajo, regálate unos días de desconexión total. Céntrate en ti, descansa, relájate y asume esto que ha ocurrido como una oportunidad para emprender un nuevo camino.

Actualiza tu currículum

Seguramente, si pensabas que tu puesto de trabajo estaba asegurado, tu currículum vitae llevará una buena temporada sin actualizar. ¿Para qué? Si de todas formas no tenías pensado entregarlo a nadie… Hasta hoy. Por tanto, ha llegado el momento de renovarlo. Ponte las pilas e infórmate de los formatos más atrayentes y modifícalo para que resulte lo más profesional posible. Incluye tus nuevas competencias y véndete ¡de la mejor manera posible! Recuerda que con una buena carta de presentación en la mano, te será más fácil llamar a la puerta de cualquier empresa.

Tira de contactos, ¡no pasa nada!

Deja la verguenza a un lado y llama a todo aquel que creas que puede echarte una mano. Y al que no, también. Haz saber de tu nueva situación ya que nunca sabes dónde puede esconderse una oportunidad. Quizás, el primo de tu mejor amiga pueda ofrecerte una pequeña colaboración en su empresa que, un poco más adelante, podría convertirse en un potente trabajo. Deja los prejuicios a un lado y aprovecha este recurso para establecer redes de contactos que te permitan hacerte un hueco en el mercado laboral.

Madruga y ¡no te acomodes!

Son muchos los directivos de importantes compañías que afirman que madrugar es una de las grandes claves del éxito. Ha sido científicamente demostrado que, por las mañanas, nuestro cerebro está mucho más activo, por lo que nuestro rendimiento y productividad serán mayores. Has sido despedido y actualmente estás sin trabajo, vale. Pero esto no quiere decir que te tengas que abandonar al sedentarismo más absoluto. Pon tu despertador como si tuvieses que ir a trabajar y… ¡a comerte el mundo de buena mañana!

Ponte al día con webs y portales de empleo

De la misma manera en la que no debes descartar contactos a la hora de buscar trabajo, tampoco es recomendable que dejes de lado webs y portales de empleo sólo por el hecho de que pienses que son lugares hipersaturados de competidores. Ahora bien, no se trata de inscribirte a cualquier oferta o enviar tu currículum sin ton ni son. Acabarás saturado y completamente desmotivado. Define tu perfil, ten claro lo que buscas y entonces… ¡lánzate!

¿Despedido? = Nueva oportunidad para seguir formándote

Este tiempo sin horarios ajustados, ataduras profesionales o dedicación excesiva a la empresa, puede ser muy bien utilizado. Sí, sí… ¿y qué mejor que invertir en ti mismo? Aprovecha todas estas horas que te has encontrado de golpe solo para ti y crece profesionalmente, fórmate y aprende nuevas competencias.

Prepara bien tus entrevistas de trabajo

En algún momento, alguna te va a salir. Por tanto, mejor que estés prevenido y preparado. Tanto tiempo habituados a un jefe, una empresa y unos compañeros, nos pueden hacer perder la perspectiva y, nunca debes olvidar que cada empresa es única y no encontrarás dos lugares de trabajo iguales. Mantente al día en todo lo referente al área a la que vas a orientar tu carrera profesional, conoce las empresas más punteras y sobre todo… deja la inseguridad en casa.

Controla tu rabia. Esta situación no será para siempre…

Han pasado meses (o peor aún, años) y aún no has encontrado trabajo. Entonces es cuando empiezan a aflorar sentimientos de ira hacia todo lo que nos rodea. Y es que, es ahora cuando empiezas a caer en la cuenta de que encontrar un nuevo empleo, no es tan sencillo como pensabas. Cuando compruebes que de tu pandilla eres el que más tiempo libre tiene, que ya no sabes ni en qué día vives porque hay pocas rutinas en tu vida o, que los programas mañaneros empiezan a tener su puntillo para ti… Es justo en ese momento, cuando debes respirar profundamente y repetirte las veces que haga falta, que nadie (puede que como mucho tu jefe) tiene la culpa de tu situación.


Categorías

Bienestar

Psicóloga, especialista en RRHH y community manager. Granaína de toda la vida y buscadora de metas a alcanzar. ¿Algunas de mis aficiones? Cantar bajo la ducha, filosofear con mis amigos y conocer lugares nuevos. Lectora empedernida dispuesta siempre a afrontar nuevos retos con una sonrisa plantada en la cara. Viajar, escribir y aprender son mis grandes pasiones. En formación continua y aprendiz de la vida, porque... ¿y qué es eso que llaman vivir si no nos empapamos de todo aquello que nos ofrece...?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.