Descubre los beneficios de las mandarinas

Las mandarinas son una fruta de otoño, su temporada se alarga hasta el invierno y podemos disfrutar de sus beneficios y propiedades durante los meses de frío. Estas mandarinas se conocen también como clementinas.

Es España el mayor productor de esta deliciosa fruta se encuentra en la Comunidad Valenciana, donde se encuentan las de mejores campos de cultivo que dan las mandarinas de mayor calidad. Su consumo está muy expandido, nosotros queremos explicarte cuáles son sus beneficios y cuáles son sus propiedades medicinales.

Estas son las características generales de las mandarinas que no tienes que dejar de perderte.

Valores nutricionales de las mandarinas

Como ocurre con las frutas, su principal componente es el agua. Las mandarinas aportan bajos niveles de azúcares, por lo que es una buena fruta para que consuman todas aquellas personas que busquen cuidar su organismo.

Se utiliza como diurético y nos ayuda a hidratarnos, ayuda a eliminar las toxinas y evitar la retención de líquidos.

  • Aporta gran cantidad de vitamina C, esta vitamina es muy beneficiosa porque cuida y mantiene nuestras defensas alerta ante cualquier agente externo que pueda invadir nuestro organismo.
  • La vitamina A y el ácido fólico también están muy presentes y hace que nuestro sistema inmune se vea reforzado y esté preparado para luchar contra cualquier ataque.
  • Tiene altos contenidos en fibra lo que la convierte en una fruta ideal para controlar los procesos intestinales y digestivos. Mejora el tránsito intestinal y previene la aparición del molesto estreñimiento ocasional.
  • Si lo consumimos como zumo natural recién exprimido, nos ayudará a ir al baño cada vez que lo consumamos, además, es bueno para reducir la acumulación de residuos de alimentos que se depositan en el colon.
  • Tienen un gran poder antioxidante. Muchas frutas y verduras son antioxidantes y nos ayudan a mantener una salud de la piel estupenda, evita la aparición de arrugas y la oxidación temprana de las células. Es por ello, que consumir mandarinas puede ser muy beneficioso para combatir ciertas enfermedades degenerativas.

  • Esta fruta se recomienda a todas aquellas personas que tienen la presión arterial alta, es decir, que sufren de forma habitual de hipertensión. Favorece la absorción de grasas en el organismo haciendo que la presión sanguínea sea correcta y no elevada.
  • Puede causar irritación estomacal a todos aquellos que sufren problemas intestinales o enfermedades renales.
  • Es una de las frutas más beneficiosas que pueden consumir los más pequeños de la casa, son dulces, fáciles de comer y el gran aporte en vitaminas y minerales las convierten en uno de los postres naturales que más beneficios le aportarán.
  • Destaca su alto contenido en vitamina C, ácido fólico y provitamina A.
  • Además, es rica en potasio, magnesio, vitaminas del grupo B y calcio.

Beneficios de las mandarinas

Esta fruta viene de la familia de las rutáceas, es decir, el mandarino. El fruto que nos da es de corteza gruesa, es carnoso en el interior y su pulpa se divide en gajos que están separados por telas membranosas.

Queremos contarte cuáles son los beneficios directos que podemos tener si empezamos a consumir más cantidad de mandarinas, no olvides que su temporada va de otoño a invierno para que nunca te falten en esos meses del año.

  • Como hemos comentado anteriormente, destaca por ser un potente antioxidante natural. Esto ocurre por su alta concentración en carotenoides, betacarotenos y beta criptoxantina. Es útil para tratar casos de anemia.
  • Se aconseja consumir en los primeros meses del embarazo por el contenido en ácido fólico. Ayudará así a un buen desarrollo y crecimiento del bebé.
  • Baja la presión sanguínea.
  • Combate el estreñimiento ocasional.
  • Mejora los niveles de colesterol malo y el sistema inmune.
  • Calma los estados de ansiedad, el estrés y ayuda a evitar el insomnio.
  • Se ha relacionado el zumo de mandarina con un descenso de riesgo de padecer cáncer de hígado en enfermos de hepatitis C.
  • Es una fruta pensada e ideal para todas aquellas personas que estén en proceso de adelgazar. Su sabor dulce nos quita las ansias por comer algún postre. Además, ayuda a bajar la insulina, utiliza el azúcar como combustible en vez de almacenarlo y convertirlo en grasa.
  • Previenen espasmos en el aparato digestivo y el sistema nervioso, por lo tanto evita así calambres y vómitos.
  • Mejora la salud de nuestra piel. Logrará que brille y luzca elástica y joven.
  • Ayuda a proteger la piel de los rayos UVA del sol y evita que los radicales libres afecten a la dermis.
  • Si consigues un aceite de mandarina podrás aplicarlo para sellar y curar las heridas. Es ideal para evitar las posibles cicatrices. Se ha observado que la curación es más rápida y efectiva.
  • Ayuda al crecimiento del cabello y hace que no nos salgan canas, esto sucede por su contenido en B12, una proteína que también se encuentra en los alimentos de origen animal.
  • Si quieres que tu cabello luzca brillo y sedoso, puedes aplicar zumo de mandarina en él. Después enjuaga con abundante agua y procura que no te entre en contacto con los ojos ya que las frutas cítricas contienen ácidos que pueden irritarnos.

 


Categorías

Nutrición, Salud

Soy Paula, aunque no me importa que acorten mi nombre en Pau. Estudié comunicación audiovisual y estoy empezando a trazar un camino hacia un futuro profesional. Entre radio, televisión y pequeñas productoras dejo un hueco de mi agenda para compartir con vosotros lo más interesante que me encuentre por este camino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.